Parece que el apagón del otro día ha servido de fondo a la puesta en escena del trascendental anuncio de acuerdo internacional en torno al debatido ‘Proyecto Iter’, ese ingenio que sugiere las viejas fantasías de la ciencia-ficción y que consiste en la construcción de un enorme reactor capaz de generar energía limpia y barata –“como la que se produce en el interior de las estrellas”, dice la propaganda celeste—sustituyendo los clásicos procedimientos de la fisión nuclear por los de la fusión de núcleos de hidrógeno. Aseguran los entusiastas que, si bien es cierto que el invento no va  a proporcionarnos de un día para otro un instrumento operativo, sí que nos irá ofreciendo hallazgos tecnológicos capaces de revolucionar las actuales tecnologías hasta el punto de encarar la posibilidad de una producción “casi ilimitada” de energía a base de tratar deuterios y tritios previamente extraídos del agua marina. Pero como los sueños nunca vienen solos, ha coincidido esa noticia con el anuncio de una organización americana –a ver de dónde podría ser si no–, la ‘Global Orgasm’, de un proyecto igualmente fascinante pero más poético si cabe: la organización de un orgasmo colectivo, ecuménico y simultáneo, cuya energía resultante deberá ser canalizada, según los organizadores, “en defensa de la paz mundial”. Los sabios y los majaretas son conscientes, cada cual por su lado, de nuestra progresiva dependencia de la energía, esa cadena que nos sujeta al capricho del suministrador bajo la más eficaz sugestión de libertad que la especie haya conocido, y puede que sea esa conciencia la que los lleva a buscar fuentes nuevas lo mismo en el misterioso interior de las estrellas que en la activa entraña del hombre, hasta romper en esta candorosa ilusión de cambiar el campo energético del planeta por medio de esa “oleada de energía humana” que no hubiera osado imaginar ni aquel “Hacedor de estrellas” que fue Olaf Stapledon.
                                                                 xxxxx
La verdad es que nos hemos tomado nuestro tiempo hasta caer en la cuenta de que, a medida que la energía nos iba haciendo libres, apretaba sus ligaduras hasta reflejarnos en el espejo de la dependencia más radical que fue precisamente lo que, por mero impulso intuitivo, trató de evitar el naturalismo salvaje de ciertas contraculturas hoy más bien superadas. Y ahora resulta que la solución no estaba ni en las frágiles energías alternativas ni en la explotación de los combustibles fósiles que la tierra administra con usura y el hombre dilapida con prodigalidad, sino en el secretísimo enigma que arde a temperaturas inimaginables en la entraña misma de los astros, esos colosales laboratorios apenas intuidos, pero en los que nos consta que residen atrapadas, fuerzas capaces de desbordar la imaginación más audaz. Salvo que los poetas del sexo no anden descaminados y resulte cierta y verdadera esa metáfora del concierto sexual que habría de hacernos libres y pacíficos sin recurrir a las estrellas ni reproducir su escondido modelo. Una nueva era se abre en ambos casos ante la Humanidad doliente cuando tantos y tan diferentes países apuestan por un proyecto conjunto al que ni siquiera cabe presumirle una rentabilidad próxima sino, todo lo más, un lejano beneficio que seguramente habría de situarnos en un mundo cálido y luminoso, desde el que la perspectiva de este planeta encadenado a sus antiguas servidumbres seguro que resultará no poco grotesca. El neolítico no acaba nunca, como pueden comprobar, y el jayán de Atapuerca sigue puliendo sin descanso el canto rodado de su demiurgia, siglo tras siglo, vida tras vida, como si la aventura humana no fuera más que un juego de rol inventado por ese “Deus absconditus” que fue el que enterró los bosques hasta convertirlos en crudo y el mismo que enseñó a las estrellas su recóndita y prodigiosa fórmula. ¡El orgasmo ecuménico! La metáfora es, no cabe duda, nuestra otra gran energía.

35 Comentarios

  1. Sobre lo de ayer.
    ¿Recuerdan los casos Naseiro, Ollero, el de antesdeayer mismo con los narcos de Cádiz, tantos otros? Empieza a oler mal que el Poder no se ecida a dar nromas claras y asequibles para regular los medios de control técnico, escuchas y grabaciones. No me creo que tantos impunes poderosos o adinerados se salgan con la suya por casualidad. O tendría que admitir que los jueces son tontos y eso no me lo creo. Hay que potenciar ese ocntrol con los medios de que hoy disponemos y hacerlo sin detrimento d ela libertad individual, doña Quichota, que nadie tiene por qué grabar un video metido en un armario… al enemigo político.

  2. No tengo información sobre este proyecto pero recelo de él. No creo que sea bueno ningún poryecto capaz de poner de acuerdo a tontos capitales. Nos estamos jugando el planeta, sr. gm. eso es lo importante, y temo que cada nuevo invento sea una nueva amenaza.

  3. Lo de la corrida universal me suena tanto a chiste que me imagino que Paco Gandía se habrá revuelto en su tumba, pesaroso de no poder sacarle punta casi indefinidamente a ese hecho verídico.

    ¿Qué pasa, que se van a ver visto obligadas las monjitas de clausura a descubrir el inefable, el dulcísimo encanto de su no estrenada pepitilla? ¿Que los noventones -y ochentones, y hasta sesentones si me apuran- van a sentir que su vieja o inexistente próstata se contrae gozosa, arrojando un caudal inaudito de feliz lechetrezna?

    Este hombe, nuestro bienamado Anfi, descubre a veces las alucinaciones lisérgicas de algún carantoñero harripoteriano de los que pululan por la red cada vez más enmarañada. Y nos hace pasar un buen rato contándonoslas. Gracias. Y punto.

    (Permítanme una disgresión. Sigan la vieja consigna, “sea joven. Vaya al cine”. Y oirán cosas como ésta: “… esa pandilla de gorrones …retrasados…” dirigida a las testas coronadas. No, no se me amontonen, que no van dirigidas a quienes ustedes están pensando, sino a la troupe de The Queen. Si pueden, no se la pierdan. )

  4. Véase como resulta difícil confiar en el movimiento ecologista, opuesto a casi todo, sin perjuicio de que haya rendido servicios importantes al medio ambiente. ¿A qué esa desconfianza ‘a priori’, don Verderón? Si o conoce el proyecto, infórmese antes de descaloficarlo con un argumento tan peregrino.

  5. Sepa, sra. Epi, que la noticia del orgamso universal la han dado la inmensa mayoría de los periódicos europeos y americanos. Me he entretnido en bucear en Intermet hasta comprobarlo. El jefe elige niticias minúsculas pero significativas, no lo dude.

  6. No le haga caso, gm, al menos hasta que aprenda a escribir medio correctamente (pero, si es posible, hágame saber a mí el lugar y la fecha del evento.

  7. Veo que tiene usted solo vaga idea de lo que es “ITER”, pero ya podría no tomarse a broma un tema tan importante como es la producción de energía, que hay cosas con las que uno puede hacer gracietas y otras con las que no.

  8. El jefe dijo un día en clase: “El orgamos es un don”. Fue después de un seminario sobre “La función del orgasmo”, aquel catecismo progre. Y doy fe de que la clase, sección femenina sobre todo, quedó algo colgada. El jefe era así. Ahora lo veo más cauteloso, ¿más amargo?, menos lanzado. Y bueno, querido, ¡y quién no!, sólo lo decía arrastrada por mi nostalgia.

  9. Dele un tripi al Ingeniero, Jefazo, que se creen estos tíos que solo ellos saben lo que ocurre en el mundo. Y a mí deme también la dirección de esa “Global Orgasm”, que tengo que preguntarle una cosa…

  10. Mi absolución “de levi”, don ja, por esa guasa suya que mete en la misma talega la física mayor y las ocurrencias del loco suelto. Tema interesante, y en el fondo, muy bien enfocado, auqnue a mí lo que más me ha tocado ha sido esa visión del “Deus absconditus” trajinando en la entraña de la materia. Él le recompense, entre bromas y veras, por el esfuerzo que hace un día tras otro para entretenernos un rato y al mismo tiempo instruirnos sobre lo divino y lo humano.

  11. Uy como se ha puesto doña Epi cuando ha escuchado la voz del lobo, auuuuhhhhh!, se ha disparado la tía. ¿Se acuerda de la última vez, abuela?

  12. Dejo la réplica, seguro que divertida, a la aludida Epi, y vuelvo a asomarme para recomendar de nuevo un repasito a la ortografía, esta vez a don Musa, el presunto impostor.

  13. Es estupenda esa nota sobre el poder de la metáfora. Con ella superamos muchas veces lo insuperable, es verdad, pero en esta ocasión está perfectamente traído el tema, para que aprendan “los poetas del sexo”. Usted hubiera hecho buenas migas con mi creador, mr.Arouet, ya sabe, aunque me pega que él fuera más cortesano y manipulador que usted.

  14. Escribo poco porque carezco de tiempo y no me gusta robárselo al trabajo pagado. hoy lo hago para mostrar mi agrado ante un artículo interesante que, con la venia del sr. Ingeniero (yo también lo soy) es un secreto a voces como demuestra que jagm conoce cómo funciona y con qué elementos, sin ser él de la profesión. Intersante que le preste atención a estos temas que suelen presentarse por lo común a conveniencia de las empresas.

  15. Oiga, ‘iginiero’, que aquí servidora tiene tres titulillos universitarios aunque algo cubiertos por el polvo -huy, se m´hascapao- y el olvido. Uno lo firmaron en nombre del difunto Ferrolano y los otros dos en el de la Testa Coronada. Le recomiendo de cuando en vez lecturas relajantes para que no le hierva demasiado el cacumen con sus saberes tan excelsos.

    Y a la Musilla, sólo recordarle que el órgano sexual supremo es el cerebro y ése, aunque en lucha permanente con mi don Alzheimer, me furula cantidad.

    (Pido la “absolutio a levi” de mi don Páter, que hoy con una y otra cosa una servidora va salidilla).

    (Otra coda sin intención: en The Queen -repito, véanla- puede admirarse a un bello ejemplar dotado de una hermosísima cuerna de catorce puntas. Quiero decir un ciervo, que no sé en quién andan pensando).

  16. Va la cosa hoy de ingenieros, y por eso me animo a terciar para decir que el proyecto de fusión es revolucionario, aunque mucha gente –en USA sobre todo– tenga sus dudas sobre su viabilidad real. ¿Será éste otro gran negocio entre Estado y multinacionales privilegiadas? Creo que no, y además espero mucho de esa idea estupende –la de la fusión– que puede suponer el fin del debate sin salida sobre la´producción de energñia nuclear tan como hoy se practica.

  17. Algo había que hacer con el futuro de la energía, aunque ello suponga entrar en terrenos difíciles, pues cualquier novedad práctica cuestionará el gran negocio actual (el mayor del mundo), cambiará la geopolítca, y en defintiva, nos hará entrar, como dice el artic. en una nuyeva era. Puede que algún día miremos incrédulos hacia un pasado dependiente de la OPEP y esclaov de los carpichos y privilegios de las operadoras nacionales (las Endesas, para entendernos) a las que los Gobiernos forran de dinero y permiten lo que quieren.

  18. A mí me siguen encantando la manera que tiene don Jose Antonio de enfocar sus artículos y la prosa de doña Epi….Y la verdad es que no acabo de entender las críticas de Musa o del Sr Ingeniero. ¿Qué mal hay en divertirse un poco, en tratar de ver las cosas graves por su lado gracioso?
    Qué gracia lo del “Global Orgasm”! Se imaginan ustedes! Los unos en el trabajo, otros en el autobús, otros al rededor de una mesa en una cena muy “comme il faut”, los cuarto desvelados esperando toda la noche ,en ayunas, para hacerlo al tercer top! Se pueden imaginar inumerables situaciones todas más divertidas las unas que las otras. Porque no sólo las metáforas son una gran energía sino también la imaginación. ¿Recuerdan aquel eslogan del mayo del 68 “La imaginación al poder”? Con eso sí estoy de acuerdo.

    Don Griyo, ¿todavía no terminó sus trabajos? ¡Qué vamos a terminar dudando de su fidelidad!

  19. Mi doña Clara suple con su mesura mi infinita frivolidad y expresa fielmente mucho de lo que pienso y deseo. No obstante me permito dudar que conozcamos -ni siquiera vuestros nietos- ese futuro tan distinto.

    El inquilino -el que sea- de la Casa Blanca va a seguir, me temo, demasiado tiempo aún hipotecado por los favores que las todopoderosísimas petroleras , la inquietante farmaindustria y otras fuerzas oscuras pero firmemente asentadas, del dinero le adelantan.

    El resto del mundo seguirá -binládenes obviados- girando en la órbita del imperio y éste no va a ‘cambiar la tocata, Coimbra’ (Divinas palabras), tan fácilmente.

    Una se conforma ya con poco y necesita aún menos. Pero pido al cielo que siga habiendo gente, ingenieros incluidos, que se esfuerze en enderezar el jodido rumbo que lleva el planeta.

    Oigg. Ahora me doy cuenta de que mi don M. se puede sentir ofendido. Que te vayan dando, tronco.

  20. Supongo que ese paso sería tan crucial como el descubrimiento de la rueda pero infinitamente más abierta al infinito. Alguien (el jefe cita al maravilloso Staqpledon) dijo que fl futuro del hombre estaba escondido en las estrellas. Miren, otra vez la ciencia-ficción adelantándose a la realidad.

  21. Déjeme que subraye esa evocación del hombre de Atapuerca puñeindo a través de los tiempos su canto rodado. Debería prodigar esa vena literaria, poética, que surge aquí y allá en su prosa, se nota de que manera contenida. Me ha impresionado la imagen: la he visto con los ojos.

  22. Para su maltratado ego he de decirle que la columan de hoy me ha parecido soberbia. Me ariesgo a que cualquier morito (es una forma de hablar: comisarios, abstenerse) me acheque adulación.

  23. Aquí en USA se da gran relieve a la noticia y al acuerdo, y hace tiempo que se habla del proyecto en la gran prensa. Otra vez jagm nos hace correr en cabeza del pelotón, sin perder ripio de lo que ocurre por esos mundos. Y hay que reconocer que lo hace con mucha más gracia y estilo que esos “científicos” que le salen al paso como reclamando la exclusividad en sus temas. Desde luego se trata de un acontecimiento extraordinario que, como suele ocurrir, ha escapado a la prensa ordinaria, más preocupada de las bodas fastuosas y los crímenes horrendos que de la marcha de la humanidad.

  24. Por mi parte señalaré la observación justa que hace la columna a la actitud insensata de la civilización frente al problema de la energía. Y me ha hecho mucha gracia esa pulla a las fenecidas contraculturas (todavía hay por ahí algún resistente viviendo en comunas alumbradas con no sé qué sustitutivo de la electricidad).

  25. Esa fuente, de ser asequible algún día, hará de éste otro mundo que nosotros no podemos ni discutir porque nos faltan hasta las hipótesis. Jefe, está bien ir por delante, pero no nos lleve con la lengua fuera, se lo ruego, que vamos teniendo (algunos) una edad respetable y no podemos seguir el ritmo. ¿Por usted no pasan los años?

  26. Lo de “el orgasmo es un don”, doy fe de que lo dijo alguna vez jagm. No quisiera unirme al coro nostálgico, pero es cierto que en aquella universidad, en la que todavía se hablaba de cosas interesantes, había profs que filosofaban a su manera. Sosiego, compañera Mendozina, tranquila que hace tiempo que cayó el telón. ¿O quizá no? Ojalá, y enhorabuena si así es.

  27. ¿Donde está don Griyo, con lo que él sabe de cosas cientificas y técnicas? Lástima de silencio, pero aún queda tarde y noche largas.
    El tema me parece de los más interesantes, incluso apasionante si se mete uno a fondo en la sugestión de la columna, con esas entrañas de las estrellas produciendo energía infinita y demás. Mañana ser´aotro día y de nuevo esta criatura encontrraá otro motivo de hacernos cavilar, que es lo que decía Unamuno que cumple al intelectual: incitar a pensar.

  28. Metáforas, imágenes, me he perdido releyendo dos veces la columna, que hoy tiene mucho –en efecto, ya se ha dicho– de poema oculto. A veces me pregunto por qué ja se esfuerza tanto por escribir austeramente, como sujetando su tendencia a las expansiones líricas (que las tiene: lo leo hace muchos años). Creo que debería tomar nota de que muchos lectores nos sentimos compenetrados con el efecto poético, quien sabe si tan efica o más que el razonamiento.

  29. Celebro la información con que se escribe en este sitio, no tanto el hecho de que la mención de “deuterios y tritios” sea tan superficial. Comprendo que estamos ante un a columna de periódico, pero el tema es tan apasionante que no he podido evitar el comentario.

  30. 21:17
    Doña Sicard, D. Berdigón, D. Ropón… Vds. me sobrestiman. Gracias mil.

    Hoy me he reído como un tonto yo solo delante del ordenador. La columna estupenda, doña Épi K espléndida. ¡Vaya día! Hoy se habría ganado bien el sueldo si estuviera en nómina.

    Lo curioso de esta nueva energía es que es todo o nada. Lo de la fusión en frío creo que resultó ser un cuento chino o a lo mejor un simple error de medida o cálculo. Corríjanme los señores ingenieros.

    Lo grave de esta humanidad competitiva, dilapidadora y suicida es que su meta está en el infinito. Jamás entenderá que todo tiene un límite o peor, aunque lo entienda no lo aceptará no lo aceptará aunque sus objetivos cuesten la supervivencia de sus descendientes.

    Tengan por seguro que si algún día consiguen sacar energía de esa bolita, que pendiente de un hilo de telaraña se enfrenta a docenas de superlaseres, no se detendra el experimento en resolver los déficit de energía ni dejarán el petróleo en paz. Filtrarán y destilarán los mares hasta conseguir la última molécula de agua pesada.

    Gastaremos toda la energía que haga falta para conseguir más energía aunque sea a costa de cocer el planeta.

    Yo me apunto a los orgasmos, mundiales o no. Esos de la “Global Orgasm” tienen más cabeza que los científicos, los políticos y los economistas juntos.

  31. (Por alusiones).
    Este señor Griyo no sabe bien de qué habla, o será que habla de oídas (enciclopedias, asimov y así). Lo de la fusión en frío, como dice él, no fue un error, pero no es cosa de discutirlo aquí, está claro, y en lo que se refiere a la locura de la especie humana, eso nada tiene que ver con la Ciencia, pero su predicción es perfectamente arbitraria.

  32. Gran broma en mi casa motivada por la columna. Y tamtbién por algunos comentarios, verdaderamente simpáticos. Lo del orgasmo es definitivo pero yo creo que expresa más bien una cierta y aberrante frustración personal (ya saben, en ese tema nadie está satosfecho del todo) que otra cosa.

  33. 23:17
    Muy probablemente no sepa bien de qué hablo y/o mis noticias estén atrasadas. Mis “conocimientos científicos” no son demasiado fiables ya que proceden de literatura de divulgación y artículos de prensa cuya veracidad, muchas veces, no puedo evaluar. Si Vd. me asegura que lo de la fusión en frío es posible y cierto le aseguro que me da una gran alegría.

    En cuanto a la locura humana, desde luego, no tengo la menor duda.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados *

limpiar formularioMostrar los comentarios de la entrada

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.