¿Se acuerdan de la que dio Luis Carlos Rejón, desde la vieja IU, reclamando la famosa “deuda histórica” que, si la memoria no falla, acabó pagándola Aznar ya que González se fue dejando la perra amarrada? Aquella deuda era calderilla en pesetas si la comparamos con la que reclama ahora Andalucía –creo que el PSOE se suma en este punto a la reclamación del “Gobierno del cambio”—traducida a euros, pero el puño cerrado de Sánchez indica a las claras que, al menos en este punto, no quiere ser menos que aquel antecesor suyo. ¿Será que “Espanya ens roba” también a los andaluces? Lo único claro es que en esta democracia más que cuarentona nunca se ha logrado establecer ni un criterio ni un mecanismo claros para repartir justa y ordenadamente el caudal nacional. Y no hay partido que no tenga en ello su cuota de culpa.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados *

limpiar formularioMostrar los comentarios de la entrada

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.