Va a resultar que se equivocaba Apollinaire al dictaminar que nadie puede danzar toda la vida con el cadáver del padre a cuestas. ¡Vaya si se puede! Si hace poco se armaba la tremolina diplomática reclamando el cuerpo de El Zarqaui, una noticia recién llegada de Buenos Aires revela el proyecto del peronismo sin fin de instalar el cadáver de dictador, junto al de Evita, en una especie de templo laico dentro de la CGT. El guión incluye el consabido cortejo fúnebre a campo a través desde la Chacarita a la central sindical, un macabro ritual que tiene varios precedentes en la historia argentina como los tiene en la española desde doña Juana la Loca hasta el traslado de Primo de Rivera desde Alicante a El Escorial, siempre con el tenebrismo de los tafetanes negros y las antorchas nocturnas. Alguien ha escrito ahora con tino el término ‘necrolatría’ para referirse a estas medievales “danzas de la muerte” replicadas en plena modernidad, pero yo creo, conociendo los percales, que con usar ‘necrofilia’ tendríamos más que de sobra para aludir a unos usos sólo explicables desde la mentalidad más siniestra. A Evita la raptaron muerta los milicos de Aramburu en 1955 para llevarla, tras una odisea en la que intervino hasta Pío XII, al cementerio de Milán donde reposarían hasta que, tras el secuestro y asesinato de aquel, un canje permitiera su traslado a la célebre cripta de Puerta de Hierro –ante la que cuentan que el General concelebraba sus misterios asistido del Brujo y la Perona—y, finalmente, al panteón familiar del cementerio porteño de La Recoleta sobre el que campea el lema viejo “Volveré y seré millones”. Se cuenta una historia terrible sobre las custodias de ese cadáver exquisito cuyo sudario acabó subastado en Christie’s, pero tampoco faltan cuentos sobre el de Perón, cuyas manos fueron amputadas por unos profanadores y al que anduvieron pensándose muy en serio como restaurar, en plan soviético, Menem y hasta Duhalde, sin contar con la patraña de la presunta hija que alguna vez, allá por los 90, reclamó su fúnebre alícuota para comprobarle el ADN. ¡Vaya si se puede danzar toda una vida con esa carga! Tratando del tema, Vargas Llosa habló hace diez años de “los placeres de la necrofilia”. No les digo más.
                                                               xxxxx
Extraño país, Argentina, laberinto difícil en el que de la noche a la mañana, de creer a los optimistas, se ha pasado del “corralito” a otros buenos tiempos, tras tres años consecutivos de crecer al 9 por ciento, una gestión fiscal que ha roto en superavit, un alto nivel de reservas, avances decisivos en la reestructuración de la deuda externa y control razonable de la inflación, pero en el que, si damos crédito al realismo crítico, también habría crecido la tasa de paro y, más allá de una pobreza calculada en casi cuatro millones y medio de afectados, se calcula una “tasa de indigencia” que concierne nada menos que a 2.700.000 personas. Ése es a grandes rasgos el paisaje real en el que maquinan los necrófilos para instituir el nuevo culto a su dios cívico –un poco como los positivistas franceses hicieron con Augusto Comte al levantarle la famosa capilla– y sólo dentro de él tiene sentido buscar las claves de un psiquismo colectivo incapaz de desprenderse de sus dos ganchos tradicionales, la necrofilia y la cleptocracia, a pesar de disponer de más de un “analista” por metro cuadrado. Un extraño país en el que cabe el humanismo de Cortázar o la sabiduría de Borges junto al tétrico esperpento de aquel coronel Koenig que era, según Vargas, alcohólico, paranoico, tenebroso, fetichista y amante necrófilo. Más de un taxista porteño me ha explicado la “hiperinflación” con maneras profesorales pero siempre hubo una pregunta sin respuesta entre tantos amigos argentinos y era la que inquiría la razón de la religión peronista. Ver a la CGT, el mítico sindicato, organizando funerales a estas alturas puede tal vez reavivar nuestra perplejidad pero no tiene por qué sorprendernos demasiado.

28 Comentarios

  1. Se le ha olvidado -no me casa este verbo con el Maestro- reseñar la leyenda de que don Juan Domingo e Isabelita hacían la cosa sobre elevado lecho bajo el cual descansaba la momia de la Perona. El MP, lenguarón en su momento, explicó aquello de la bailarina que practicaba como nadie la fellatio. (Usted me sabrá perdonar, mi don Páter).

    (Y no voy a tener más remedio que traer a colación la leyenda urbana de que un mozo de por aquí, famosete por su Casa, pero con fama de mu, mu flojo, es también de los que se tumban boca arriba con el mástil a medio trapo y es la boca de la funambulista la que tiene que hacer todo lo demás.)

  2. No sea grosera, señora o señorita, guarde ese lenguaje prostibulario y sus cultismos para su propia casa. En este sitio encaja mal.

  3. 12:10
    (¿Contento, don Griyo?)
    A lo de hoy. Terrible aguafuerte. Pero lo que me interesa más es el fenómeno del peronismo eterno de que habla gm, y ha hablado ya otras veces. ¿Qué ocurre en Argentina con ese asunto? Será un tópico pero, tanto como éste de la necrofilia o el del freudismo generalizado, no dejan de ser interesantes. ¿Cómo se puede llegar a esos extremos de lo tétrico? NO hace falta que doña Epi evoque situaciones, porque son bien conocidas las “sesiones” de Puerta de Hierro. Emilio Romero, que en paz descanse si puede, contaba cosas deliciosas –en “Mayte”, aquí en Madrid, recuerdo– sobre el tema, porque él era testigo de vista como frecuente invitado.

  4. Ni señora ni señorita, que parece usted Bobby Deglané. Y si una tiene un pasado prostibulario -qué fisna me ha salido usted, doña Dignidad- ¿pasa algo, va a lapidarme pues? Cada una tiene el pasado que se ha laburado y yo bien puedo presumir del mío. Otra cosa es que servidora toque registros que puedan escocer a alguien. Cremita.

  5. Gracias por tratar con delicadez este horroroso asunto de los míos, este país de locos y pervertidos, de santurrones gangrenados que, llegado el caso, se trasnforman en verdugos sin el menor problema. Hay muchos detalles tétricos que sé que conoec bien y que calla don josian, mi querido amigo. Hace bien: la pronografía para los pornógrafos. Qué puedo decir más: gracias por mirar tanto para acá aunque sea a causa de estas locuras.
    En cuanto a lo del pernismno eterno, miren, de verdad, déjenlo. Nosotros, muchos de nosotros, lo dejamos hace años.

  6. “dignidad”, dignidad”… ¿No es ése el nombre de una colinia nazi en Argentina precisamente, donde se practicaba la pedofilia? Cuidado Dignidad, que los pseudónimos los carga el dialblo.

  7. Se ha olvidado el señor de que el cadáver del general Aramburu también fue “secuestrado” en su momento por los otros. En Argentina, como en España, siempre hay “otros” ahí enfrente, esperando para devolver la pedrada o para tirarla. Un asco esta historia argentina, un horror inconcebible fuera de este país borracho de sí mismo. narciso, edípico y todo lo demás.

  8. Necrolatría es la palabra adecuada, aunque necrofilia –lo que apunta sobre ese coronel es escalofriante– vale para el caso. Lo de ese país es extraordinario tanto en este tema como en tantos otros, por ejemplo en el de esa cleptocracia de que usted mismo ha ofercido aquí casos (recuerdo uno referido a una compra de material en la TV argentina) más que elocuentes. ¿Quién se pone en manos de un psiquiatra que viene de un país de necrófilos, Dios mío? No me digan que la pregunta no viene al caso.

  9. Me temo que no me han entendido algunos, en especial doña Epi, con lo fácil que es ver que su vocabulario es no más que escabroso y que busca el ingenio a base de groserías. Diga lo que quiera, si tanto les gusta a usted y a otros, solamente le preguntaría al patrón si él también bendice estas sales gruesas.

  10. No hay mucha diferencia entre la necrofilia peronista y el fetichismo rociero.
    Ver las turbas asaltar la verja para sacar a la simpecado entre gritos, empujones, insultos..es grotesco.

  11. 14:23
    Me lo explique, D. Bartolo. ???
    ++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++
    D. Juan, D. Juan…
    No confunda la velocidad con el tocino.
    ++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++

    Doña Dignidad, no me sea Vd. estrecha. Por una felatio más o menos no va a temblar el mundo (sin contar La Casa Blanca).

  12. “Fellatio” con dos L, mi bienamado don Elitróforo. Comos dos labios trémulos sintiendo tan cerca el palpitar de la pasión de su hombre cabalgando las olas del deseo. (¿A que me vuelve a llamar grosera la doña?)

  13. ¡Menuda insensatez la de J Moreno!
    ¿Como se puede comparar la necrofilia Peronista con el fetichismo Rociero?.Andese con ojo porque cualquier “Talibán Trianero”lo manda a hacer puñetas rápidamente.
    Desafortunada,insolente,y vergonzosa encuentro que llame “la simpecado”a la Virgen (sea la que sea) como si se tratase de la puta más rastrera.

  14. Bueno, haya paz una vez más, pero la verdad, don Juan, es que se ha pasao usted quince pueblos, como dice la gente joven. Nada que ver, verá usted, la religión popular, con la que tan poco conecto, con una inclinación tan extrema de la insania. Nada que ver una fiesta –un “festival” me corregirá don ja– tan “bárbero” como el de Eléusis, al que asistió el propio Sócrates, como nos contó alguna vez nuestro amigo y casero, y con el que tantas simulitudes tiene. No, hoy se ha colado usted, mi buen amigo, y lo ha hecho sin la menor disculpa. En cuanto a lo del talibán trianero de q

  15. Perdón por el corte. Sigo)
    En cuanto a lo del talibán de que habla María Vázquez (bienvenida, señora), sería muy lamentable pero explicable si sólo se tiene en cuenta el derecho de cada pueblo a elegir sus devocuiones y formularlas como le plazca. No todo vale en la crítica, ni siquiera en la destructiva. Y como creo recordar que es usted andaluz, todavía me sorprende más su actitud incmprensiva y despreciativa.

  16. Pero ese Don Juan no era “el Charnego impresentable” perdido hace un tiempo? ¡Pues vaya vuelta que ha tenido el caballero! Hay que tener menos sentido común que un mosquito para hacer esa comparación que no puede hacerle gracia más que un…, bueno, mejor me callaré. ¿Y la manía de las torres humanas ésas que hacen los charnegos y sus patronos nativos catalanes, ¿que le parecen a Don Juan? ¿Y los caganets? No hay nada peor que un estómago agradecido.

  17. Me admiro del comentario de don J. Moreno, por lo general persona más atenta a la realidad y nunca grosera, que yo recuerde. Cuando estamos viendo que se suprimen los “moros” de una agrupación de “Moros y Cristianos” en Nueva York, o que un pueblo se pliega a enterrar su tradición porque lo dicta un ´converso llegado a imán, la verdad es que los cristianos tendrían buenos motivos para indignarse con esa absurda comparación.

  18. Un viejo tema que el anfitrión y un servidor comentamos ya en muchas ocasiones, en una ocasión –puede qué él lo recuerde– en una cena parisina en la estaba Julio Cortázar y ocurriron cosas muy divertidas. Como no quiero ni meter baza sobre el comentario desafortunado –¡eso le ocurre a cualquiere, don Juan!– me iré por übeda invitando a ja a que nos recuerde alguna vez estas experiencias vividas. Ahora que tantos libros de memoria escriben hasta los que no llegan a antesdeayer, jag, podría deicarnos el suyo, que sería bien intersante.

  19. “moros y cristianos” es una ofensa, por tradicional que pueda ser. Y un imán es muy respetable, y no tiene que ver si es converso o no. Todo hombre debría convertirse. Incluso ustedes.
    Un español musulmán.

  20. Hombre, hoy no nos manda a la mierda don M., ya es algo. Por no empezar de nuevo no lo mando yo a él. Chao.

  21. Es curioso que nadie se acuerde que ese tráfico de cadáveres constituye delito gravísimo en la mayoría de las legislaciones. Se habla de secuestros de restos, de viajes con datos falsos, de enterramientos pseudónimos, u hasta de necrofilia en un piso/panteón como quien habla de la mar. Y en un país tan culto, para que vean. En España, como apunta, don jagm, también hemos tenido nuestros espectáculos tenebristas, pero de eso pasó ya el tiempo. Hoy la inmensa mayoría está por la incineración y los cementerios me temo que pronto serán cosa del pasado.

  22. 20:02
    No estaría mal eso de convertirnos.
    Ya me vendría a mí bien que se convirtiera la Sra. Griyo.

  23. Desafortunado comentario el de J Moreno,puede que no piense lo que dice y diga lo que piensa,hiriendo suceptibililidades ,imagino que sin animo de ofender.
    Le recomiendo recoger rovellons en el Montseny que despeja la mente y no se meta en otros lares ,¡Que hay marejada en el estrecho!

  24. Esto tiene Internet y los blogs, que uno propone un tema potente y los demás seguimos como corderos la esquila del primer esquilón que se cruce en el camino. A mí me gustó mucho el tema de hoy y pienso que esconde debajo mucho más de lo que se percibe desde fuera.
    En lo de moros y cristianos, por seguir con la esquila, de acuerdo totalmente: es una bajada de pantalones tan absurda como peligrosa, porque cualquier día estos tíos nos prohiben comer jamón de Jabugo (el que ellos se jaman a escondidas) o nos ponen a matar pollos mirando oara allá.

  25. 22H16
    Me ha divertido mucho la columna hoy, porque ¡hay que ver cómo se ha torcido!

    También, y sin ánimo de ofender, me ha divertido ver como tanto ácrata, agnóstico y crítico de la religión católica que ronda por aquí, ha salido al quite y a mordido cuando alguien se ha metido con la tradición rociera y ha evocado a la Sinpecado. UNo es andaluz, y onubense ante todo.

    Creo que el SR. Moreno sólo quiso comparar el culto a Evita y a Juan Domingo con el culto rociero.Ambos ofrecen manifestaciones de adoración que pueden chocar. Personalmente no me sorprende ninguna. Simplemente deploro que se rinda adoracion a un ser humano. Es lo que pasa cuando se mata a Dios: aparecen y pululan numerosos gurus y subdivinidades.

  26. No es un comentario irresponsable. Soy Juan Moreno nacido en Montellano y residente en Viladecans.
    Tengo un gran respeto hacia la Iglesia Católica como una de las Instituciones más importantes de la Cultura Occidental.
    En mis declaraciones de la renta pongo una cruz en la casilla de dicha institución.
    Son los fetichistas, costumbristas y hedonistas de la “juerga” del Rocío lo que se mofan del mensaje cristiano con sus acciones.
    Hace años se hizo una película muy crítica sobre el Rocío que fué boicoteada y sacada de la circulación en España.
    Es cierto que hacer una crítica sobre dicha manifestación fetichista, puede producir represalias, incluso físicas, contra aquel que se atreva a realizarlas en el entorno de los sectarios rocieros.
    La jerarquía católica debía de haber favorecido el alejamiento de dicha fiesta, a sus fieles.
    En America del Sur se efectúan actos religiosos de marcado efecto costumbrista, que no se asemejan en los más mínimo con la irreligiosidad del mundo rociero.
    Muchos están empeñados en que el Sur no cambie.
    A mí me duele mucho más lo que ocurre en Andalucía que lo de Cataluña.
    Si lo desáis…. seguid así.

  27. 23H26
    Sr Moreno, tampoco es para tanto! La expresión de la fé puede tomar toda suerte de expresiones y , por mucho que sorprendan, reflejan también un estado de espíritu, una época, una cultura. Hoy ya no ejercen las plañideras, y si alguien tratara de contratar a alguna nos parecería grotesco, sin embargo no por ello era menor el dolor de nuestros antepasados.
    La expresión de la fé de los Rocieros puede parecer excesiva, fetichista, o pagana, no por ello deja de expresar un hondo sentimiento de respeto y de amor. A veces hay que aceptar su propia incapacidad a comprender y compartir sentimientos.
    Aquí, en Angulema hay una procesión portuguesa, donde se subasta el honor de llevar a la Virgen de Fátima en hombros. Los billetes de los donadores se exiben prendidos en los pendones bordados. La primera vez que presencié esa ceremonia, me chocó un montón , pero en realidad así recaudan el dinero para los gastos de la procesión. Además luego me pensé que era un homenaje rendido a la Virgen….aunque también sea una manera de hacer su publicidad, de publicar lo bien que le han ido las cosas este año,.Y es que el hombre es un animal muy complejo!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados *

limpiar formularioMostrar los comentarios de la entrada

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.