Llevan razón las voces feministas que claman contra la inclusión de la “danza del vientre” entre los numeritos del espectáculo montado a su propia y mayor gloria, con dinero de la consejería de Igualdad para mayor inri, por el delegata de ese departamento que es, además, candidato del PSOE a la codiciada alcaldía de Aljaraque, hace muchoen manos ‘peperas’. Lo de menos es que, a estas alturas, un delegata se gaste el manso en propaganda (da lo mismo que el propagado sea el propio delegata siendo también, como va dicho, candidato) o que el programa de los costosos festejos no fuera nada del otro mundo. Es el colofón de la “danza del vientre” lo que suliveya a quienes conservan aún cierto sentido de la dignidad, porque gastarse el dinero público en montarle las “mil y una noches” a un puñado de conmilitones constituye una desfachatez además de un disparate. En fin, a ver qué dicen ahora las “feminista en nómina”, aquí quiero yo ver a las reinonas que viven en ese negociado, unas cobrando y otras, como se ve, meneando la cadera.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados *

limpiar formularioMostrar los comentarios de la entrada

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.