Insiste la propaganda oficial de la Junta y dice el propio Griñán que “el 95 por ciento de los ‘ajustes’ nos vienen “impuestos desde Madrid” por el Gobierno de la nación, como si no resultara elemental comprender que el agujero que se trata de rellenar en Andalucía no es otro que el heredado de su propia gestión y de las anteriores. Y con ello “legitima” su política de confrontación, es decir, convertir una vez más a la autonomía en un arma contra el Gobierno del partido rival, anteponer el interés político de su  partido al de la comunidad. Como un “déja vu”, viviremos de nuevo la experiencia de ver al poder en Andalucía convertido en ariete partidista. La culpa siempre es del Otro y eso otro, ya se sabe aunque no se sepa por qué, es, según el PSOE, el enemigo de nuestra región.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados *

limpiar formularioMostrar los comentarios de la entrada

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.