Mal momento es éste para que los médicos ganen la batalla que, con todo el derecho del mundo, han emprendido contra la autocracia de la Junta, pero menos probable aún es que la acabe ganando esa consejera desconsiderada a la que ya abuchean en público con las peores epítetos. Los que van a perder son toda seguridad son los pacientes, lo sufridos andalucitos de a pie con contemplan atónitos el pulso emprendido. Los médicos llevan razón cuando aducen que los feroces “recortes”, huy, perdón, los “ajustes” perpetrados por el cogobierno andaluz deberían ser aplicados en otros capítulos, sin ir más lejos en la comprometida liquidación de la Administración paralela creada por Chaves y Griñán, pero pueden ir haciéndose a la idea de que esa consejera tiene un conflicto para cada solución.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados *

limpiar formularioMostrar los comentarios de la entrada

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.