En el Ayuntamiento de Valverde ha ardido más que Troya. No se sabe si se trata de un simple deseo de presencia del alcalde o de un ajuste de cuentas por hechos pasados, pero lo cierto es que Cejudo ha retirado a su vicetodo, para asumirlas personalmente, las competencias de Urbanismo, ay, de Hacienda y de Personal, o sea, tres cuartos de consistorio. Lo pagarán, por descontado, los sufridos contribuyentes, ya que recurrirá a la ayuda de contratados externos para afrontar la amplia tarea. Claro que el tema está en si todo acabará aquí o la movida sólo acaba de empezar y ahora vienen las conspiraciones. Sea como fuere, los hechos retratan un talante. El mismo con el que desactivó a IU, el mismo con que ahora podría acabar dinamitando al PSOE.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados *

limpiar formularioMostrar los comentarios de la entrada

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.