De nuevo la excusa, el falso impedimento por parte de la Junta, dispuesta a negarle a Huelva la nueva sede de la Justicia, con tal de impedir que el alcalde legítimo –y son, ya y de momento, tres legislaturas de legitimidad, no se olvide—pudiera capitalizar ese corte de cinta el día de la inauguración. Lo ha explicado muy bien aquí, a la vuelta, Chema Rodríguez al decir que el PSOE no concibe siquiera la posibilidad de esa foto. Pero mientras tanto, los jueces apiñados, los archivos imposibles, y los propios ciudadanos sometidos a la incomodidad que les impone la conveniencia de partido. La consejera de Justicia no dice la verdad cuando alega estar a la espera de que el Ayuntamiento solucione sus “problemas internos” aunque es probable que bajo esa expresión subyazca la verdadera razón subconsciente que mueve a la Junta: los “problemas internos” de un “Ayuntamiento enemigo” al que hay que negarle el pan y la sal. Otro agravio partidista que el PSOE echa sobre los onubenses mientras rumia la posibilidad de su cuarto fracaso en el asalto a la alcaldía. 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados *

limpiar formularioMostrar los comentarios de la entrada

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.