Mientras dos cadenas de TV nacionales exhibían al pueblo como el mayor endeudado de España, la alcaldesa “pepera” de Valverde del Camino ha decidido repartir casa por casa un  bando en el que se muestra el informe de Intervención que cifra la deuda dejada por los “sociatas” en más de 54 millones de euros, a razón de 4.264 euros por vecino. En Jerez, su homóloga asegura haberse encontrado una trampa que supera los 900 millones y en Sevilla el nuevo regidor calcula que tendrá que pechar con otra no menor de los 600 millones. Es evidente que la burbuja de los Ayuntamientos está a punto de estallar y urgente advertir a los ciudadanos que esa catástrofe condicionará la vida colectiva durante un impredecible periodo. Resulta obligado depurar responsabilidades y llevar ante la Justicia a los endeudadores si se quiere que la gente mantenga un mínimo de confianza en la democracia.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados *

limpiar formularioMostrar los comentarios de la entrada

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.