El mandamás de los empresarios, acorde con una óptica que se va generalizando, le ha reconocido al presidente Moreno ese talante suyo que, por fin, parece que apunta a un centrismo genuino y a una razonable moderación. En su espléndido análisis de ayer, J.J Borrero resaltaba una cita de aquél realmente significativa: en ella le pedía a Moreno que siguiera “en su línea” y hasta echaba mano de san Vicente de Paul para elogiar su mesura y su bien sentido. Ha hecho falta, pues, casi medio siglo para que esos empresarios –¡y la Derecha política!—decidan desengancharse del clientelismo sociata y el mamadero de la concertación”. Ojalá el elogiado no se deje deslumbrar y siga representando a todos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados *

limpiar formularioMostrar los comentarios de la entrada

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.