Al Defensor del Pueblo han recurrido los padres de Huelva, hartos de protestar inútilmente contra el fraude escolar que se ha convertido en práctica corriente en todas las convocatorias. Dicen esos padres haber detectado muchos expedientes falseados por los padres solicitantes de plaza para obtener más puntos en el proceso de escolarización, pero lo mismo que ellos dicen los padres sevillanos –del barrio de  Los Remedios, sobre todo—que tal vez también recurran al Defensor en vista de la vista gorda de la Junta. Hoy por hoy se favorecen o “castigan” barrios en función de su voto, y aparte de ello, se hace como que no se ve la camelística de unas familias que luchan a dentelladas en vista de la insuficiencia real de plazas para sus hijos. El Defensor hará su parte, eso es seguro; la Junta, ya es más dudoso. Los padres se tragarán este sapo como el año pasado y, probablemente, como el que viene.

2 Comentarios

  1. ¿Quien si no yo, mi estimadísima?

    En marzo o abril se solicita plaza para nuevos alumnos en los colegios de titularidad pública o concertada. Hay colegios »muy preferidos» y otros en que los padres no quieren escolarizar a sus hijos. Por ello, hay colegios que tienen un exceso de demanda grande que supera el número de plazas libres y viceversa.

    La administración educativa establece unos baremos que puntúan y de los que recuerdo alguno:

    – tener ya escolarizados hermanos en el mismo centro.
    – la declaración fiscal como instrumento de medida del poder adquisitivo de esa familia que solicita.
    – la proximidad del hogar familiar al centro escolar que se desea

    y tal vez algún otro que se me olvide.

    Hecha la ley, hecha la trampa. Hay por ejemplo quien falsea datos fiscales, pero sobre todo hay quien intenta falsear domicilios, o incluir al solicitante en una unidad familiar distinta, como pueden ser abuelos, tíos… Supongo que también hay otras trampas que desconozco.

    Lo que pretende la familia es que su hijo pueda matricularse en el centro deseado y no en otro. Prácticamente todos los años hay intervención judicial de quien recurre a los tribunales porque se siente perjudicado con el fraude cometido por otros y no puede obtener plaza donde desea para sus retoños.

    Espero que haya pasado felices sus vacaciones y en nombre propio y supongo que de muchos más, le doy la bienvenida a nuestra tertulia. Donde por cierto, me ofendieron -lo pretendieron, pero no es fácil conseguirlo- hace pocos días por una broma un tanto atrevida que me permití, sin utilizar ningún término soez. Que una servidora es zafia y no sé qué otra cosa. Como si descubriera el Mediterráneo… Vamos que. Si lo sabré yo.

    Ha coincidido luego con unos días de dificultades, pero aquí estoy de nuevo.

    ¿Cómo se le ha olvidado su envío de besos para todos? Yo sí le dejo aquí uno, tierno y amistoso, con todo el afecto.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados *

limpiar formularioMostrar los comentarios de la entrada

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.