Es una vergüenza que la pelea entre los partidos se sustancie a costa de los ciudadanos, que si uno gobierna en Madrid el otro exija los puentes hacia la costa, para negarlos cuando el que gobierna es un “gobierno amigo”. La insuficiencia de los enlaces con la costa son clamorosos, en especial desde que funciona la autopista hacia Portugal, pero hay casos como los de la propia capital, que constituyen un verano tras otro un tremendo obstáculo no ya para el turismo emergente, sino para los usuarios locales. ¿Por qué no hace público el PSOE su proyecto de “tercer puente”, qué política esa ésa que patrimonializa las tareas pensando sólo en los éxitos hasta convertir la vida cotidiana en permanente campaña electoral? Habrá quien sospeche que si delegado de la Junta o la Diputación no dan detalles del proyecto puede que sea porque el proyecto no exista más que como hipótesis. Pero habrá más todavía, seguro, que acoja mal esa idea de propiedad de lo público de que hacen gala estos mandones en cuanto les dan un sillón. 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados *

limpiar formularioMostrar los comentarios de la entrada

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.