Ha sido dura y rápida la respuesta de los que saben de qué va, los informáticos, a la propuesta de Cabedse dotar a todos los andaluces (y andaluzas, cuidado) de una línea de Internet para que se asomen a esos mundos de Dios. Dicen, sencillamente, que eso es ojana, que no hay modo de cumplir semejante compromiso, pero que, además, una instalación semejante, con los actuales niveles desconocimiento, apenas serviría para que los eventuales usuarios gastaran su tiempo pirateando y viendo lo que nada bueno puede reportarles. De todas maneras, no hay motivos para la inquietud, toda vez que Chaves ha incumplido hasta ahora, por sistema, sus grandes promesas electorales, incluyendo las de dotar de ordenadores a los centros docentes. No habrá ADSL que valga en la próxima legislatura como no hubo en ésta ni en la anterior las camas individuales, las vacaciones gratis del ama de casa o las viviendas gratis para necesitados. Para “banda ancha”, la de la campaña. En ella cabe, llegado el caso, hasta el compromiso auténtico.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados *

limpiar formularioMostrar los comentarios de la entrada

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.