Un dolor en el costado y cierta inquietante inflamación en el mismo han llevado hasta el quirófano a un anciano al que los manitas de la cirugía le han extraído una bala recibida en la trinchera, cuando apenas le apuntaba el bozo, durante la guerra civil. Los militares y los castizos le llaman a eso una “bala alojada”, como si esa gótica y plúmbea maldición que es el proyectil viniera a ser un silente inquilino en cualquiera de las íntimas buhardillas que posee el cuerpo del hombre. En la postguerra hambrienta y fantaseada que ahora atrae tanta atención, había mucho “mutilado” que presumía con las criadas de tener alojada una bala, preferentemente de Belchite o del Ebro, cuando no de llevar encima un baratillo de metralla –roja o azul, que eso era lo de menos ya– que le procuraba asiento reservado en los trenes de la época y acceso al economato. Lo que no podíamos imaginar entonces es que, tantos años después, cuando apenas quedaran ya testigos vivos y legítimos de aquella tragedia, iba a haber tanto vividor escarbando en la mala memoria en busca de unas esquirlas olvidadas hace años incluso por la biología. Creo que ese último ex-combatiente mejora por momentos, por fortuna, libre ya de una bala desapercibida que hizo tan buenas migas con su cuerpo serrano como para no incomodarlo en tres cuartos de siglo, lo cual me parece un estupendo ejemplo para los memoriosos y escarbadores que andan a la greña con quienes sostienen, no sé con qué fundamento, la verdad, que la famosa instantánea de Robert Capa –la del miliciano alcanzado y el fusil en el aire– no fue más que un montaje con figurante y todo. Tendría guasa que ese icono resultara no ser más que ojana mientras que lo que llevaba en el lomo el anónimo abuelete del cuento fuera una bala de verdad.

xxxxx

No iremos a ninguna parte exhumando los restos imaginarios de nuestra proeza fratricida, ya lo verán. Bono dice antier en Toledo que el PSOE ha reconstruido más iglesias que nadie en la Historia y, a la mañana siguiente, FJL le contesta en la radio, en plan Queipo pero sin pistola, que más quemaron todavía, y menos mal que no se le fue la mano, porque no habría mentido si hubiera dicho que, para reconstructor de iglesias, nadie como aquel dictador bendecido por Roma cuyo servicio de “Regiones Devastadas” levantó más templos que el Císter y Cluny juntos, aunque fueran de segunda mano. Para esto está sirviendo la campaña memorialista que prospera a la sombra fúnebre del abuelo de ZP y que éste compara a la víctimas del terrorismo actual, como si se le escapara que entre aquellos muertos y los recientes media una paz tan larga –bastante más larga que su propia vida– que no permite volver atrás como no sea al alto coste que estamos comprobando. Por mí como si abren todas las fosas del mapa al unísono, a ver si me entienden, que ni yo ni los míos tuvimos arte ni parte en aquella carnicería, no como otros, por cierto, tal como ahora unos quiroprácticos han abierto a ese viejo soldado como quien exorciza a un poseído de un demonio silencioso. Y no es que uno desprecie la memoria, como Chateaubriand, ni la asocie, como Montaigne, a los flojos de cabeza, sino, simplemente, que ve en la bala durmiente del octogenario un símbolo magnífico del discreto olvido que hizo posible estas paces que vivimos, y en el empecinamiento de los fosores una bomba de relojería. Podemos dar marcha atrás si queremos, por descontado, y hasta remontarnos de bala en bala hasta la quijada de Caín, pero eso no nos va a devolver a las víctimas. Antier mismo emplazaba ya otra guerra civil un separatista catalán para dentro de un cuarto de siglo, en caso de que España se empeñe en mantener viva la enseñanza del español, y al día siguiente le escenificaron una en miniatura a María San Gil los titirimundis de una Galicia inventada que ellos escriben con zeta. Una bala alojada es una gran metáfora. El toque está en saberla interpretar.

28 Comentarios

  1. Todavia nada, con lo hermosa que es esa metafora?

    xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx

    De esta Espana de a que usted habla dia tras dia, no quiero saber nada. Me es completamente ajena. A mi, la que me gusta, es la Espana generosa,la del pueblo desprendido , la que mira pa’lante, la que no se priva de criticar al poderoso, pero con gracia y sin odio;
    Qué pena mas grande esto que me cuenta; espero que no dure.

  2. Sí que es bonita la metáfora (la bala “gótica y plúmbea”…), poero muy serio el fondo. A todos nos ocurre igual que usted, doña Marthe, pero la vida no es como quisiéramos sino como se nos viene encima.

  3. Para “bala alojada” la del Circunflejo, en adelante “El Tensador”. Qué poca vergüenza. Lafoto delos dos compadres satisfechos tras la entrevista y ese fondo de confidencias, da asco. No entiendo cómo descubrimientos como el de estra verdadera cara de Zapatero no hacen que esa mayoría caiga del guindo. O si lo entiendo…

  4. La anécdota es estupenda, como inventada para ilustrar este álbun de nuestras desdichas que es el presente. Lleva razón Rogelio, pero más que nada al final, cuando insinúa que lo que está ocurriendo en España se entiende con facilidad… en clave fratricida. La columna y don Rogelio coinciden. ZP va más allá y utiliza esa bala alojada: el rencor, el odio, la pasión de Caín.

  5. ¿¿Pero bueno, ¿aquí quiénes fueron los que se sublevaron contra un gobierno legítimo?

    ¿Quienes fueron los que estuvieron gobernando este país durante 40 años y humillando a los vencidos?

    ¡¡Si estos son revanchistas, aquí ya no hay quién entienda el lenguaje!!

    Váis a conseguir lo que pretende el PSOE, seguir gobernando con el apoyo de los que están hasta la coronilla de toda la clase política, pero que no quieren regresar a la humilllación constante de una derecha cavernícola.

    Entre el PsoE y el PP solo varía la intensidad de la locura, hipocresía cinismo y estupidez humana. Son dos caras de una misma moneda.
    Criticar al PsoE y silenciar las mismas cosas del PP…. ¿como se calificaría?

    ¡¡¡¡Ya está bién de cinismo!!

  6. ¿Lo ve, querido ja, ve como no entiende nada quien no quiere o no puede entender? Esto, además de una tautología, quieres er un buen consejo para espíritus que aún pretendan mantener la ecuanimidad en un país donde lo menos malo que puede encontrarse entre la mayoría son los abates…

  7. Yo también me indigno contra esa zafia actitud de este insufrible sabelotodo que acaba de criticar el ilustre togado, porque evidencia, efectivamente, que toda la buena fe del mundo nada vale en este país de cabreros (¡ya no utiliza usted esa expresión de Gil de Biedma que tanto le gustaba!), en el que cualquier banderín de enganche rencoroso tiene garantizado eléxito. Este es el país de quienes piensan lo que acaba de reprocahrle el Abate, pero también el de los legionarios Millán Astray o el de los chequistas de todo pelaje que invocaron la justicia para abrir una herida que ni siquiera quieren dejar cicatrizada.

  8. Lon veeengo dicieeeendo: Jefe, páter, señores de puñetas: no pierdan el tiemp. En todo casino hay un “listo” que suele serjustamente el que no estudió, o no pudo o no quiso estudiar… En este hay un pàr de ellos.

  9. Bueno, ahora… pasada la ira del momento, si alguien quiere ponerle rostro al Abate, os comunico que la próxima semana estaré por la sierra sur sevillana. Durante un més me alejo de aquí para poner tierra de por medio a tanto vendedor de desilusiones como tomarán las calles, las TV, radios etc.de este sufrido país. A partir del próximo jueves día 21 estaré en Torrevieja, Sevilla, y Aguilas…..lejos de las urnas. Un mes de alejamiento del bullicio ciudadano, hasta finales de Marzo.

    Como os decía,si alguien desea ver quién sostiene al Abate lo llamáis al siguente número de móvil: cero, cuatro, uno, cinco, dos, cinco, cero, tres, seis. Marcar el número comenzando por el último hacia atrás. Lo escribo así para evitar copias automáticas de los ordenadores que recopilan móviles para……….

    Me gustaría saludar a algunos de los contertulios del blog.

  10. Me ha encantado lo de los guripas “mutilados” presumiendo con las criadas, ¡qué escena de género!, y la metáfora de la bala gótica. Son primores de lo vulgar (Ortega dixit) que entiendon que no aprecie la boca del asno, pero que seguro que han llegado hondo hoy en la mayoría de los casineros.

  11. Bonito y profundo, no le digo más, que hoy es san Valentín. Me sorprendo muchos días con comentarios tan fuera de lugar junto a otros tan sensatos, y hoy lamento además que se nos haya resfriado doña Bachillera-Icaria, a quien todavía espero ver por aquí. Seguro que ella sí valoralo que hay que valorar.

  12. Raulito, anda, criatura, vuelve con tu consolita y no te metas en conversaciones de mayores. Y conste que lo digo sin gran seguridad de que en realidad Raulito sea uno de esos nenes/consola, pues el argumento más parece adulto que otra cosa.
    La columna es de las de recortar, al menos a mi juicio, y contiene un mensaje significativo a propósito de la ocurrencia de Bono.

  13. Hay quien no puede entender la recta intención de quienes proponen tratar la memoria con mesura y, en todo caso, con equidad. Es más sencillo así. El éxito de los zapateritos está en esta tendencia entre crédula y rencorosa de la condición humana.

  14. La estampa de época que saca a propósito del viejecito de la bala es estupenda. La lección moral que propone también, pero no sé cómo no se ha ocnvencido a estas alturas que lo que vende en España (y la opinión, como la escritura, en el mercado están, no lo olvide) es el simplismo, cuanto más violento mejor. Demasiada gente simple confunde legitimidad con elección. Que lo haga un personaje menor en un blog carece de importancia.

  15. ¿Legitimidad, sublevados, derechos exclusivos de los legítimos? Vamos, señores, no olviden que el efecto mejor que habrá tenido este revival de Zapatero el Tensador será, a la postre, la revisión de una realidad, como la republicanba, mitificada por varias generaciones de “perdedores” que olvidan –y yo CONDENO SIN PALIATIVOS el alzamiento rebelde de Franco, que conste– que si los generales yunkers se hubierabn levantado contyra Hitler o llegan a matarlo en el atentado famoso, hoy serían vitoreados porlos mismos que…, ya me entienden ustedes.

  16. Tío o tía, el anterior es un “españolazo”.(El jefe parece más bien un francés despistado).

  17. ¿Es para comérselo este Hombre o no es para comérselo a besos? A los cirujanos manitas -total un pedazo de plomo que estaría encapsulado junto a cualquier tripa y que la caquexia senil seguramente ha revelado- les llama quiroprácticos. Al ‘quiro’ le quita la sublimidad del ‘urgos’ y lo deja en simples expertos. A los que escarban buscando calaveras, fosores. (Creo que la primera comunidad de estos alegres chicos nació en el cementerio de Jerez, en cuya plaza principal montaba a caballo de bronce el padre de).

    Mi abuelo enterró a sus cuatro hijos. Al tercero, diecinueve años sin cumplir, el segundo padrecito de mi madre, fue con un camioncillo y un ataúd de plomo a buscarlo en la Serena pacense. Allí hubo mandanga para dar y tomar. No sé donde guardé, tiempo ha, el cartoncillo que con mala letra rezaba ‘cinco penetrante pecho'(sic). Jamás le oí al querido viejo una mala frase sobre los que dispararon aquella ametralladora.

    Mi don Abate: no sé si ha leído tanto sobre la guerra incivil como una servidora, pero usted debería conocer -si no, le convendría ir buscando documentación sobre el asunto- cómo funcionó ese “gobierno legítimo” desde febrero a noviembre del 36. Mi republicanismo entronca con el período abril-diciembre del 31. Ni un minuto más. La Constitución que nació este último mes era el pedrusco de Polifemo, arrojado con furia sobre unas aguas que llevaban siglo y pico bastante turbias. De aquellos polvos.

    Mi gentil alouette, madame Marthe: Gracias por interesarse por esta vieja alocada. Ahí vamos, tahureando con las cartas que nos vienen dadas. Un beso.

  18. Yo viví aquello.Por eso le digo a doña Bachillera que entre”abril-diciembre del 31″ ya hubo fuego de sobra en las iglesias españolas. Cuando FJL puede llevar razón, es que algo está demasiado enredado.

  19. Claro que estasociedad es una birria. No tiene más que ver que siendo hoy la fiesta de Cirilo y Metodio se celebra la de Valentín…
    Nota al tema anterior: noi seolvoide que El Socialista llegó a atribuirla quema a la propia Derecha.

  20. Un gran acierto en eltema y en su literatura. Precioso. No suelo entrar a comentar pero hoy me ha podido este impulso. Por cierto, mande callar a algunos bocazas…

  21. La autoridad de su testimonio es muy superior a lo que yo haya podido leer, mi don De Cargo. Sin embargo, tanto las fogatas del 31, y del 33, como el pistolerismo desatado desde los dos extremos eran obra de “incontrolados”. Como los niñatos que queman cajeros o ponen petardos en el paisito de allá arriba. Por supuesto con respaldo más que conocido.

    Pero aquella Constitución desdichada impuso unas reglas del juego que no podían llevar sino al final que tan poco tardó en llegar. Por eso es tan lastimoso que con la del 78, que bien que debía ya haberse resuelto y retocado en tantos puntos oscuros, quieran hacer ahora estos chorlitos, desconocedores del hambre, el miedo y lo siniestro, juegos malabares salvando el mundo por su cuenta. Y nuestro riesgo.

  22. La gente del PP no sabe como ganar unas elecciones, porque no sale de su papel de buen gestor ignorante de ideología y de conocimiento del pueblo.

    Estos pobres tienen la bala alojada, pero en el cerebro, que de paso, lo tienen chico.

  23. Huy, señora Bachillera, “incontrolados”, ¡sí, si! ¿No escuchó usted al dela Zeja anunciar su DELIBERADO PROPÓSITO de TENSAR la situación? ¿No escuchó al sicario mediátrico decirle que llevaba razón? No suele haber “incontrolados” en los grandes asuntos. ¿Usted no se creerá lo delos “controlados” del 11-m, verdad?

  24. QUE SE RECONOZCA QUIEN ES: me puede mandar la direccion de su blog personal, porque aqui no la tengo y la echo en falta? Gracias miles. ( lo mismo pero wanadoo.fr)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados *

limpiar formularioMostrar los comentarios de la entrada

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.