IU permite ver mejor su papel de alfombra de su opulento socio, el PSOE, cuando hace como que se enfrenta a él que cuando simplemente le rinde armas. Por ejemplo, miren lo que ocurre en Valverde, donde se escenifica estos días la comedieta del malentendido, desde que IU condicionó a la aprobación de sus 16 enmiendas al Presupuesto el apoyo que viene manteniendo a Cejudo en la alcaldía. Porque vean de cerca esas enmiendas y verán qué camelo, cuánta trochería subsanable con un puñado de cuartos que, por descontado, Cejudo acabará dándole y a otra cosa. El papel de esa IU local y su jefe Donaire se revela así como mero oficio de acólitos que de vez en cuando, por necesidades de programación, representan el pasillo de comedia del enfrentamiento. Pero la verdad es que de esa miseria no es responsable exclusivo el bienpagado que citamos, sino la coalición provincial que decidió en su día que era menos malo vivir bajo la férula de un potentado que tener que vérselas con el cobrador del frac.

1 Comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados *

limpiar formularioMostrar los comentarios de la entrada

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.