En todo este embrollo del “decretazo”, a Griñán lo llevan los suyos de mal en peor, como pandero de brujas, exponiéndolo a un ridículo final de los que hacen época. La nueva ocurrencia de crear un Tribunal Administrativo “independiente” pero con sus miembros nombrados a dedo por la Junta rebasa las expectativas de los más pesimistas y deja claro que el proyecto de integración en la Función Pública de los 20.000 “enchufados” en las empresas públicas es considerado por Griñán y su partido como objetivo tan prioritario que están dispuestos a perder, por conseguirlo, hasta las formas más elementales. Mucho deben esperar del negocio para exponer tanto por él.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados *

limpiar formularioMostrar los comentarios de la entrada

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.