El indulto de la madre que secuestró a sus hijos y contra el que se pronunció el TS se lo ha pasado por el forro el gobiernillo sanchista y, como era de esperar, las redes arden en pro y en contra del escandaloso privilegio. Errejón saluda a la secuestradora como “ejemplo incansable frente al machismo” y la también condenada Isa Serra evoca orgullosa los “millones de feministas”. Lo que supone –teniendo en cuenta que llueve sobre mojado: ahí están los golpistas catalanes– que hemos llegado a un punto en que no se trata ya de garantizar la “separación de poderes” sino de precavernos frente a su “superación” definitiva. Resulta asombroso que un pleitecillo como éste estalle en los cimientos de toda una democracia.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados *

limpiar formularioMostrar los comentarios de la entrada

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.