Leña al PSOE local y al presidente del partido, Manuel Chaves, peor esta vez no por parte de los adversarios sino de su propio partido, concretamente del secretario de Política Municipal de la Ejecutiva Federal, Álvaro Cuesta, quien ha dejado claro que el tránsfuga de Jabugo debe ser despedido sin apelaciones por el alcalde del PSOE en cumplimiento del acuerdo de la Mesa Antitransfuguista, en lugar de mantenerse en el chanchullero cargo como pretenden sus muñidores desde Sevilla y desde Huelva.  Cuesta deja claro el concepto de tránsfuga: “un concejal que no está en el partido por el que se presentó”. Es decir, exactamente el caso de la tránsfuga que en Gibraleón facilitó al PSOE el gobierno municipal del PP y el de los más de cien fugados que han concurrido a las municipales en las listas del PSOE. En Jabugo, al menos, lo tiene claro el PSOE aunque sea al precio de romper internamente al partido. No sé por qué pero parece que alguien le anda moviendo la alfombra bajo los pies al barrerismo desde dentro y desde fuera de Huelva.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados *

limpiar formularioMostrar los comentarios de la entrada

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.