El copresidente Valderas ha anunciado que en cosa de diez días, o sea, en el próximo pleno parlamentario, se aprobará la comisión para investigar que ha ocurrido con los ERE fraudulentos y las prejubilaciones falsas de la Junta, aunque ya desde el PSOE le han advertido que en ella no se podrán elevar las responsabilidades por encima del director general. Pero ¿cómo sería posible eso si ya hay un ex-consejero en la cárcel y todo apunta a que el otro copresidente estuvo metido hasta las trancas en esa ciénaga? El pesimismo lúcido aconseja no esperar demasiado de esa comisión hecha posible por un Valderas que ya tiene lo que no pudo ni soñar y un Griñán que sólo puede esperar de ella lo peor. IU será, probablemente, el paño de lágrimas del PSOE en esta aventura que nace con las patas cortas.

1 Comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados *

limpiar formularioMostrar los comentarios de la entrada

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.