La coalición Izquierda Unida (IU) está que lo tira de cara a las municipales en las que, como las cosas no cambien enteramente, votarla equivaldrá, sin la menor duda, votar al PSOE. Hay curiosos cambios y gestos tras el relevo del anterior candidato, aunque acaso ninguno tan estupendo como la ocurrencia de Pedro Jiménez, candidato actual y baranda máximo, de lanzarse al otro lado del espejo, como ‘Alicia’, para proponer que los vecinos participen a tope en la vida pública, empezando ni más ni menos que por implicarse en la elaboración de los presupuestos. Con tantas barrilas demagógicas como lleva uno escuchadas, pocas tan espectaculares y poco realistas como esta implicación técnicamente inverosímil que, por supuesto, IU no propone allí donde gobierna, como Córdoba o Sevilla. Poco ayudará a una izquierda cada día más desvaída meterse en demagogias. Este cuento de la participación en los presupuestos, por ejemplo, revela lo poco que, en un terreno realista y concreto, le queda por decir a IU. 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados *

limpiar formularioMostrar los comentarios de la entrada

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.