El coordinador regional de Izquierda Unida, Antonio Maíllo, puede que tenga quien le escriba, no como el coronel de García Márquez, pero tiene que conformarse con un coche de segunda mano y sin conductor, parece que a consecuencia de la estrategia secante impuesta por Valderas y los valderitas de impedirle, en su momento, su salto a la candidatura de la coalición en las elecciones autonómicas, que el actual socio para todo del cogobierno del PSOE quiere reservarse para sí mismo. La partitocracia está reduciendo los partidos a los “aparatos”, o mejor, a quien en ellos va encargado de la palanca principal.

1 Comentario

  1. Un figura, este Valderas. En la tv sin sonido -experiencia que siempre aconsejo- se aprecia la expresión facial, corporal y el lenguaje no verbal. El mushasho ya se decanta por la chaqueta azul, la brillantina, la camisa blanca y la corbata de seda, nada que ver con los descamisados Lara y Centella en funeral de Estado.

    Eso sí, los piños parecen desconocer lo que es un cepillado o un colutorio.

    En la faldilla de la noticia leo que habla algo sobre la sentencia del Algarrobico. Mecachis: me quedo sin saber si pronunció centensia o qué.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados *

limpiar formularioMostrar los comentarios de la entrada

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.