Los “comunistas”, como acostumbra nombrarlos el PSOE, han cantado la gallina y de reserva ética de nuestra democracia han pasado a ser simples mamporreros parlamentarios de los que ellos acostumbran a llamar “socialtraidores”. Que no nos vengan ya más con cuentos de “regeneración” y “tolerancias cero” después de la bajada de pantalones escenificada por aquellos en la comisión investigadora de los ERE y las prejubilaciones falsas, y que no cuenten nunca más el rollo de que ellos son la alternativa “honrada” de la Izquierda. Izquierda Unida es desde ahora Izquierda Vendida y, ciertamente, no por un plato de lentejas. Vía libre a la corrupción, pelillos a la mar sobre lo que hicieron los corruptos. Si la Justicia ordinaria acabara dándole la vuelta a ese puchero, será toda la Izquierda andaluza la que quedará en evidencia.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados *

limpiar formularioMostrar los comentarios de la entrada

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.