Hay que suponer que el PP y se Presidente, Javier Arenas, sean capaces, por una vez, de defender sus derechos elementales que, por lógica democrática, son también los de todos los ciudadanos. Pero no se entiende que nadie en la Junta, de su digno Presidente para abajo, hayan movido un dedo para aclarar y sancionar como es imprescindible al sinvergüenza que colgó en Youtube un curriculum falseado y ridículo del Jefe de la Oposición desde una oficina pública en Jaén. ¿Qué le parecería a los cómp’lices de hecho que sus rivales se abstuvieran desde el Poder ante un ataque semejante, pongamos al presidente de la Junta? Mientras el propio Griñán no exija que se aclare y sancione al culpable será, lamentablemente, cómplice de esa inconcebible tropelía.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados *

limpiar formularioMostrar los comentarios de la entrada

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.