La vieja chuscada atribuida a Schlageter, a Goering, a Millán Astray y a otros por el estilo –“Cuando oigo la palabra “cultura” echo mano a la pistola”–, el prurito antiintelectual políticamente ambidextro, sigue vigente en el PSOE, al menos en el andaluz, a la hora de crear una “fábrica de ideas” que no sea, en cualquier caso, un foro para “sesudos intelectuales”. El partido debe aviárselas solo, sin sabedores ni especialistas, esa competencia incomoda para los mediocres, algo que choca con la tradición ‘ilustrada’ que los obreros fundadores supieron apreciar pero que inquieta a los autodidactas en nómina. Mejor “ideologías” que “ideas”. Nunca el nivel de la autopostulada izquierda estuvo más bajo.

1 Comentario

  1. En todas partes cuecen habas, sí señor. En el cine estarán ustedes hartos de ver a esos maravillosos fiscales americanos tan libres que supeditan muchas veces la isntrucción y hasta los resultados de un caso a sus necesidades electorales, ya que son elegibles, como muchos jueces. ¿Es mejor este sistema que fue capaz incluso de derribar a un Presidente? Lo dudo seriamente. En Italia ya ven lo que ha ocurrido con los jueces Manos Limpias y la batalla que se trae el Poder Político contra ellos. Espewremos que en Españalas cosas no se pongan todavía peor de lo que ya están. Aunque bien pensado si hemos sobrevivido al Pollo del Pinar y a Bermejo, ya pocas cosas pueden asustarnos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados *

limpiar formularioMostrar los comentarios de la entrada

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.