Nuestro exito turistico puede agradar mas o menos a cada cual pero lo evidente es que Andalucia vive hoy, en gran medida, de esa industria en alza. Nuestros aeropuertos baten records cada año –el de Sevilla supera ya ¡los siete millones¡ de viajeros¡– pero, ay, antier mismo veiamos a la autoridad sanitaria cerrar una de nuestras populares playas –y van tres este verano– ante la intolerable presencia de una peligrosa bacteria, nada menos que la “escherichia colis”. ¿Puede una region que tanto depende del turismo permitirse fallos semejantes? Ahi queda esa pregunta que el “Gobierno del cambio”, heredero de un considerable problema de saneamiento, debe atender, en todo caso, sin demora.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados *

limpiar formularioMostrar los comentarios de la entrada

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.