Se habla de 70.000 onubenses en la calle, media capital, todo el mundo en la práctica. Ninguna efemérides, ningún motivo ha tenido en la historia de Huelva tanta capacidad de convocatoria y eso es algo a tener en cuenta. La autoestima es un factor político nada despreciable y el acontecimiento del ascenso ha contribuido más a ella que todas las politiquerías del mundo. Grave error infravalorar el simbolismo del Recre, batacazo sin paliativo enredarse en pleitos (penales) contra quienes, como el Alcalde, hicieron posible la no desaparición del Decano. Desde el propio PSOE resuena una inquietante teoría que no tiene nada de localista sino de simple ejercicio crítico: que la práctica totalidad de los dirigentes con peso en el partido onubense son forasteros en la capital cuando no remotos inmigrantes, lo cual no puede ser bueno para la capital mientras permanezca en la capital el centro de decisión. ¿Será ésa la causa de que no hayan entendido muchas de las grandes cuestiones onubenses? Una ojeada a las calles abarrotadas de antier basta para contestar a la pregunta.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados *

limpiar formularioMostrar los comentarios de la entrada

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.