La provincia de Huelva recibirá menos dinero que ninguna otra de las andaluzas en función de su menor población. Un criterio simplista y rígido, en este caso, porque ello la condena a agrandar la diferencia que la separan de las demás, y que no se explica más que por el hecho de que el PSOE da por consolidada su hegemonía suficiente en la circunscripción y no ve, por tanto, necesidad de favorecerla como sería menester. Un ciudadano paga en Huelva los mismos impuestos que sus paisanos del resto de Andalucía, tal vez aporta más al IRPF en conjunto, pero recibe menos que ellos del Estado y de su propia autonomía. He ahí unan injusticia de la que los electores onubenses deberían tomar nota.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados *

limpiar formularioMostrar los comentarios de la entrada

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.