La consejera de Salud, María Jesús Montero, no le ve a la huelga anunciada para el próximo jueves 10 de Mayo por la “Plataforma 10 Minutos” –que reivindica garantizar al médico ese tiempo mínimo por paciente– otra posible razón que el deseo de sus promotores de “hacerse la foto”. Es más, dice que no entiende la “paradoja” que supone el hecho de que Andalucía tenga suscritos con instituciones bien prestigiosas pactos que la ponen muy por encima, en esta materia, de las demás comunidades autónomas. O sea, que médicos, enfermeros y demás sanitarios deben de quejarse por gusto o, quién sabe, como ella sospecha, por el afán incontenible –tantas veces demostrado en política: en eso lleva razón– de “hacerse la foto” y a otra cosa. Lo malo es que la mayoría de los usuarios tiene su propia experiencia lo mismo que la tiene el personal sanitario y, tenga o no tenga esos milagrosos pactos la consejería, saben de sobra que la atención al paciente es aquí una auténtica “atención-exprés”. Aparte de que si en tan poco valora a los huelguistas no se explica por qué se preocupa por sus acciones. Una reclamación tan tremenda como elemental merecería un poco de respeto. 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados *

limpiar formularioMostrar los comentarios de la entrada

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.