Si al “caso Estepona” el faltaba algún perejil por parte de la Junta y su partido, el secretario de Organización de éste –hombre de criterio más bien estólido—ha justificado en público el hecho de que Chaves apoyara al alcalde encarcelado a pesar de haberlo denunciado (según él) muchas decenas de veces, con el argumento de que “el PSOE-A no tenía ‘constancia documental’ de las denuncias” que sus propios compañeros habían interpuesto contra Barrientos. Pues probablemente, porque resulta impensable que esas denuncias de ‘compañeros’ se hicieran por escrito, pero es evidente que Chaves las conocía puesto que parece que los osados denunciantes hasta fueron llamados a capítulo en Sevilla. El PSOE y Chaves no han querido enterarse de lo que se cocía en Estepona como antes no quisieron saber nada de lo que ocurría en Marbella, donde hay que recordar que Gil demostró que el partido había cobrado sus cohechos con un par de talones pagados. Quizá a Pizarro y a su jefe tampoco le conste este dato a pesar de que esos cientos de millones fueron (está probado) ingresados en la cuenta del partido.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados *

limpiar formularioMostrar los comentarios de la entrada

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.