La leal Oposición se han adelantado esta vez anunciando que, en el supuesto de un triunfo de sus líderes, los contribuyentes españoles más frágiles se verán liberados de pagar impuestos sobre sus rentas. La respuesta no se ha hecho esperar y desde el Gobierno mismo se ha prometido eliminar –supongo que lo suyo sería decir “a cambio”– el impuesto sobre el patrimonio. Un poco el mundo al revés, según lo ve un marxistón musteriense como el que les habla, eso de que la derecha preste su báculo a la pobrea de solemnidad mientras la sedicente izquierda guiña el ojo a las clases poseedoras –¿qué otras tienen patrimonio?–, cada cual seguramente con su cuenta y razón. El argumento de ZP se ha centrado en la idea de que el impuesto que grava la propiedad recae hoy masivamente sobre las “clases medias”, ese fantasma demográfico nunca perfilado y siempre escurridizo, de manera que apoyar a ese amplísimo y galdosiano sector del “quiero y no puedo” será o no revolucionario pero, sin duda, puede resultar rentable en las urnas. Otra cosa bien distinta piensa la izquierda residual y subvencionada, es decir IU y los llamados sindicatos “de clase”, los cuales, por vergüenza torera quizá, no han tenido más remedio que oponerse a un proyecto cuyos beneficiarios no figura en su censo previsible de votantes, calificando de “derechazo” el gesto electoralista del PSOE. ¡Ah, las clases medias, el sueño de todos los ‘voteros’ del planeta! Un periodista malagueño metido a pretendiente en Corte, don Andrés Borrego, que vivió casi todo el XIX, predicó sin éxito un evangelio mesocrático que veía en aquellas el factor equilibrante genuino de toda sociedad y, en consecuencia, el mejor antídoto para el fermento revolucionario que, en su época, no resultaba difícil sentir bajo las apariencias y ante el que temblaban anticipadamente, precisamente las clases poseedoras. Pero el éxito social aparente de las “clases medias” lo trajo la propia evolución social, los Planes de Desarrollo de Franco, la democratización de la movilidad que supuso el ‘600’ de SEAT, los pisitos berlanguianos, el Seguro Obligatorio de Enfermedad y las pensiones garantizadas. Ésa fue la auténtica base social de la dictadura y ése es hoy el sostén electoral de su heredero natural. La vida gasta estas bromas y otras aún peores.

                                                                   xxxxx

 Hay que hacer números, de todas formas, para que no nos embolismen los cabalistas de ZP. ¿A qué “clases medias” se propone favorecer el PSOE eliminando el impuesto del patrimonio si sabemos que las cuatro mayores fortunas españolas equivalen a la suma total de las del resto de los españolitos? Suprimir los impuestos a los contribuyentes que a duras penas alcanzan el fin de mes es, si no revolucionario, desde luego progresista en grado sumo, lo haga el PP o su porquero, mientras que eximir de cargas a los propietarios, es posible que favorezca a ese millón de votantes por el que suspira ZP, pero no cabe duda de que a quien monta en burra no es a esos “pisohabientes” que custodian el calcetín bajo el colchón, sino a los magnates que se codean con lo más granado del ‘Forbes’. Aparte de qué a ver qué incluyen en “patrimonio”, pues aunque el gentío pueda pensar de momento que se refieren a la vivienda y al coche, nadie ha dicho que no acabe descrestando al viejo impuesto de lujo y resulte que, al final, los que más se van a ahorrar vayan a ser el Pocero o las Koplowitz, cuyas mansiones, pinacotecas, fincones y yates se verán tan libres de pago como una mínima VPO o el adosado de la playa. La izquierda por los ricos, la derecha por “los de abajo”: el mundo al revés. A Stendhal le parecía de lo más divertido que los impuestos los establecieran los mismos diputados de los que acabarían pagándolos. Con el tiempo y una caña hemos descubierto que eso no era lo más paradójico, ni muchísimo menos.

20 Comentarios

  1. Acabo de escuchar a jagm en Onda Cero. Una vez más distingo esta voz propia, que sabe lo que dice (y casi siempre mucho mñás de lo que dice) de otras mñas superficiales. No sé como Herrera no se percata de estos fenómenos, sabiendo tanto de comunicación.
    Hablaban de reformar la Consti y el jefe usar su turno para proponer reformas concretas, no vaguedades: la herencia de la Corona, la redefinición del Estado y del ámbito de cada uno de los tres podres, el rescta (ha usado esa palabra) de las competencias estatutarias cedidas a las comunidades autónomas. Este tio sabe lo

  2. Estraordinaria columna. Cuad me suelen pregungtar qué es hoy ser de izquierda me acuerdo de personas que mantenen criterios como el aquí expuesto. Sin complejos, sin rollos, sin tentarse la ropa porque le digan a uno que se ha pasado de aquí ara allá (¡anda que si habla´rams de tránsfugas, como el sr. López Garrido!) ni tonterias por el estilo.
    La tesis de gm es clara y brillante: el mundo al revés. En materia fiscal pero tambén en otras muchas. Actualmente lo único que se reconoce como territorio propio y exclusivo de la izquierda es el desierto de una modernidad travestida para el caso o en la cola del aborto. Fuera de eso, el mundo al revés.

  3. Cuántas veces más oiremos la repetición de la jugada: ¡la economía, idiota! El personalito pasa, tristemente, de informes PISA, de analfabetismo nacionalista, de si la corona es para Elenita o Felipito, pero, ay amigo, cualquier cosa que le toque al bolsillo lo rebrinca o lo amansa.

    El Hombre Sonriente (Mankell), como bien apunta el Anfi, anda buscando el votito de la aurea mediocritas, la del piso para cuando los niños tengan edad, el chalecito en la playa y el piso mesocrático de base catastral elevada. Que se ahorre algún ciento de euros en el I. Patrimonal y lo tengo comiendo en mi mano, pensará el muy astuto. Y mi doña Ali K, Paco el del caviar sobre el pan bimbo, don Emilio el cántabro y compañía, todos muertitos de gusto.

    No será la primera vez que la gaviota lo adelante por la izquierda. O al menos lo parezca, porque en esto de los dineros se parecen como Pili y Mili, aunque cada una haga un mohín distinto.

    No oigo la radio mañanera. Sé que me pierdo algún día al Jefe y sus sabias –y valientes- proclamas, pero a cambio tendría que soportar otros días –incluso a sus compañeros de tertulia- que me subiera el reflujo gastroesofágico y convirtiera en ácidas mis pacíficas amanecidas.

    Qué hermosa tertulia la de ayer.

    Feliz puente, mi doña Clarines.

  4. Queridos Blogueros

    Hace diez años tuve la oportunidad de recibir unas clases sobre Fiscalidad de una experta y alta funcionaria del Ministerio de Economia. Nos explicó con detalle como se las averiguaban los poderosos de este pais para burlar, con el consejo de sus asesores, sus obligaciones con el Estado.

    Reflexionando sobre ello saqué dos conclusiones: Una, que las grandes fortunas, que ganan sus dineros en el solar patrio, negocian al límite legal -cuando no lo traspasan- sus aportaciones al fisco; y esa forma de actuar mezquina, desde una posicion siempre privilegiada, establece un campo de negociación con el Estado lleno de trampas, recovecos, apaños y ausencia de sentido ético. La otra parte de la sociedad, la que vive de un salario, esta condenada a cumplir sin ser consultada.

    La segunda, que la democracia se sostiene sobre una estructura economica, compuesta de vigas y pilares, unos públicos y otros privados; pero las normas de construccion, las que dan solidez al edificio y su durabilidad ante las inevitables crisis, son la justicia, el juego limpio, las ganas de hacer negocios claros, en los que ganen todas las partes.

    Son los poderosos los que han enseñado a los politicastros de hoy sus artimañas.

    *********************************************************

    Magnifico seudónimo: Estuario.

    La desembocadura del Tinto y el Odiel, en Huelva, tiene niveles muy altos de arsénico y fosfatos. Las balsas de fosfoyesos son un deposito de centenares de miles de toneladas de residuos industriales, que ocupan una zona de marismas que es un tesoro de todos los andaluces.

    Buenos dias a todos

  5. Pués…¡qué cara dura! Cómo es esto posible! Creo que me moriría de vergüenza, si votara algo así y fuera del PSOE!

    xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx
    Gracias a todos los que me aconsejan , me explican cosas, y me informan sobre libros que tendría que leer. Por ahora, no tengo tiempo, y tengo una larga fila de obras que esperan que las abra y les dé lectura, pero las apunto en un rincón de mi cerebro y espero que algún día podré leerlas.

    Saludos a todos.

  6. Protesto con amabilidad ate mis coblogueros por elpoco eco de esta sensacional broma de a columna: el mundo al revés. De acuerdo en que ja borda lo que Ortega, referido a Azorín, llamaba «primores de lo vulgar», pero ¿es que no vamos a dejarlo desahogarse en los temas profundos que seguo que le suben la tensión a este moralista? Estoy muy enfadado, lo siento.

  7. Sosiéguese vuestra mmerced, señor doctor, y tenga en cuenta que atravesamos un puente mucho má largo que aquellos en que el ángel de la guarda nos protegía durante la infancia. Es un tema estupendo el de hoy y una reflexión que honra a un hombre de la izquierda verdadera, no de la ocasional o de la retribuida, valiente a la hora de exponer el contrasentido a que nos esta llevando esta «desideologización» irremedible. ¿será verdad en fin de cuentas eso del «fin de la Historia»?

  8. No veo tanta contradicción, o al menos, no me parece ninguna nvedad, querido anfitrión, que estos mamelcs de uno y otro bando haga la tarea cambiada, como los malos escolares. Esta tropa no sabe ni donde está de pie y funciona cmo funciona. ¿No dice el residente del gb. que contra el alza de precos que nos devora o hay ada que hacer mientras sus ayudantes se dedican a proponer contínuamente medidas correctoras? No tienen ni idea fuera de una esencial para ellos: mantenerse donde están. Algo que, en verdad, llevan camino de conseguir lo mismo unos que otros.

  9. Como aquí no hacemos puente, esta mañana he comentado con los colegas tu columna. Gran cabreo de los manchesterianos, como dices tú, elogios sin cuento por parte de los espíritus (que yo considero) críticos. Tienes el don de la oportunidad y la brillantez que suele adornar a los sinceros. Que a los de la izquierda no nos guste lo que hoy dices porque lo lamentamos, es otra historia.

  10. Mientras ajen los impuestos todo va bien. Lo que me temo es que sean capaces de coincidir tambien en lo contrario cualquier día. En gente sin principios, en pragmáticos de res al cuert, todo es posible. Y yo me echo la mano a la cartera.

  11. Todo lo que hn dicho da por hecho que cumplirán lo prometido losunos y los otros. ¿Y si no lo cumplen como es lo habitual? Me parece que ese enfoque no estaría de más considerarlo.

  12. El otro día hice pensar al anfi diciendole que, a este paso, es decir, si todos bajan los impuestos, caben dos preguntas. Una primera, quiénva a pagar el pato de la descapitalización del Estado; y una segunda, si era posible bajartant los impuests ¿por qué los han estado cobrando con usura aún a sabiendas de que a mucho padre de familia no le llegaba pra pagar lo que le exigía el publicano?

  13. Izquierda y derecha, económicamente hablando, no existen en la actualidad. Otra cosa es que mañana vuelvan por sus fueros y veamos de nuevo ondear viejas banderas. ¿ZP un rojo? Eso no se lo traga ni su hagiógrafo don Suso. Por cierto, ¿han leído ese tebeo? Pues háganlo porqueno tiene desperdicio. (Pueden fotocpiarlo y así no se lleva el taco, ¡encima!, ese Petronio de vía estrecha.

  14. Un ruego jefe: diga algo sobre lo que le han hecho (y ha sido la derechona, dejémonos de cuentos) al señor Cerolo o Zerolo. ¿Lo hará, tedrá agallas literarias y de las otras? No tengo que decirle que la pregunta es retórica yestoy convencido de que lo hará o, al menos, de que no le faltará valor para hacerlo si lo creyera conveniente.

  15. 23:13
    El asunto está muy claro. Todos los socialistos ya son ricos.
    Los socialistas no ricos que quedan se han convertido en pobres borregos votantes, ciegos jaleadores y tragadores de piedras de molino.

    Por otra parte doña Berenice tiene mucha razón y además ZP ya ha engañado a la oposición, a los nacionalistas y a la ETA. Ya no le queda más que engañar a la sufrida clase media.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados *

limpiar formularioMostrar los comentarios de la entrada

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.