Otro acuerdo del Parlamento autónomo –esta vez por unanimidad—de esos en que el león del escudo se yergue rampante junto al Hércules venido a menos. Se trata ahora de exigir (es un decir) al Gobierno que se plante ante Marruecos y procure que se adopten medidas hasta garantizar en el martirizado Sáhara la paz y la palabra. ¡Le van a hacer el mismo caso que le hicieron al acuerdo protestando por El Cabril y a algún otro por el estilo! Lo que no quiere decir que esté mal hecho lo que hicieron pero sí que lo han hecho a sabiendas de su inutilidad. Teatro dentro del teatro, se llamaba esto antes. Y ahora.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados *

limpiar formularioMostrar los comentarios de la entrada

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.