Ha sonado a voz que sale del fondo del pozo. El todavía secretario del PSOE de la capital y hasta ahora candidato perpetuo a la alcaldía, Pepe Juan Díaz Trillo, ha dicho muchas cosas sin incluir sorpresas ni sugerir novedades: que Parralo no cubrió las expectativas, que aparte de la abstención y el cuento de la premura el partido debería meditar sobre esos resultados, que no retroceder supone un “notable avance” (Trillo es poeta, no se olvide), que no se arrepienten de cómo hicieron las cosas y que la candidata, a más de no estar nominada para la próxima vez deberá dedicarse en exclusiva –como él hizo– a esa oposición que ya veremos si sobrelleva. Aquí no va quedando hay más que regate corto, juego horizontal, balones fuera y similiquitruquis por respuestas. Incluso en un chico tan serio como Trillo, que sabe de sobra el infierno que espera a esa candidata de “motor potente” que no dio la talla. El tiempo dirá el resto. De momento, palabra de Trillo. 

1 Comentario

  1. El problema para la Guapa, mi querido don gm, como bien sabe usted, se cómo volverse ahora al Insti y seguir como si nada, con su club de golf, su marido mimado por el Partido y su hija colocada y bien colocada.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados *

limpiar formularioMostrar los comentarios de la entrada

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.