No es la primera vez que un pontífice se refiere críticamente a nuestra situación social pues, si mal no recuerdo, ya Juan Pablo II lamentó el atraso rural y lo que él llamó la “lacra del paro”. Pero ahora, Francisco I le ha puesto incluso cifra a nuestro drama al denunciar la ruina que supone nuestro enorme paro juvenil y la existencia de una “generación nini” en el marco de una denuncia contundente del sistema de explotación. Desde la Junta se han apresurado a quitarle hierro a sus palabras diciendo que el Papa “no ha puesto el dedo en ninguna llaga”. Vean lo difícil que es ver la realidad –la llaga—cuando se tiene asegurado un sueldo y hasta un coche oficial.

3 Comentarios

  1. Spot on with this write-up, I actually feel this site needs much more attention. I’ll
    probably be returning to read through more, thanks for the
    information!

  2. Thank you a lot for sharing this with all folks you actually understand what you’re
    talking approximately! Bookmarked. Kindly additionally discuss with my web site =).
    We may have a hyperlink change agreement between us

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados *

limpiar formularioMostrar los comentarios de la entrada

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.