En Almería andan complicando innecesariamente le controvertido debate de la memoria por rescatar conj la propuesta del Ayuntamiento de dedicar una calle a Manuel Fraga, con todo lo que Fraga ha significado y significa en la política española. Los vecinos se han opuesto a la idea por razones de emplazamiento, pero el PSOE ya ha levantado bandera contra un proyecto contra el cual, ciertamente, no han de faltarle razones sin necesidad de demagogias. Eso sí, nadie protestó cuando el PSOE organizaba homenajes permanentes a un ex ministro condenado por secuestro y malversación, como Barrionuevo, y hasta mantenía una especie de asociación de apoyo moral al mismo cuyo presidente, por cierto, fue recompensado nada menos que con la delegación de Justicia de la autonomía. Está bien, es lo suyo, atenerse a la buena memoria, pero sin olvidar que en la debe caber tanto lo que conviene a cada cual como lo que le gustaría ver excluido de la vida pública.

5 Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados *

limpiar formularioMostrar los comentarios de la entrada

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.