El ex-coordinador andaluz de IU; Luis Carlos Rejón, le ha planteado a los mandos de la coalición una pregunta terrible atinente a los casos de nepotismo perpetrados a las primeras de cambio: “¿No había en IU o su entorno, gentes con igual o superior capacidad técnica que no fueran familiares? Si la respuesta es sí, por qué no se les nombró. Si la respuesta es no, ¿cuál es el nivel de militancia real de IU?”. No se puede decir más ni mejor ni en tratado. La IU del co-presidente Valderas ha resultado ser, como el propio PSOE, una agencia de colocación de deudos y parientes, y nos devuelve, medio siglo atrás, a la consigna del padre Peyton: “La familia que cobra unida permanece unida”. Amén.

1 Comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados *

limpiar formularioMostrar los comentarios de la entrada

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.