Para hoy, 28-F, efemérides autonómica, estaba anunciada algo así como una “gota fría”, con grandes precipitaciones y grave aparato. Esperemos que el río no llegue a la sangre, porque es bien probable que los meteorólogos se hayan visto influidos por el espectáculo sociopolítico: la imagen de la plana mayor de la autonomía sentada en el banquillo, las encuestas prediciendo el posible paso de lo malo conocido a lo peor por conocer o la región declarada “puerta de la droga” componen un paisaje abrumado por los nubarrones que explica sobradamente el pesimismo de nuestros arúspices. Por lo demás, ya se sabe: proclamas y discursos, banderas al viento y muchos canapés. El “régimen” dura ya lo que duró Franco y el balance no es para tirar cohetes. Esperemos al año que viene. ¡Será por esperar…!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados *

limpiar formularioMostrar los comentarios de la entrada

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.