Nada, que no se resigna al batacazo. Escuchar a doña Susana tuitear banalidades, un día sí y otro también, contra el “Gobierno del cambio”, da lástima más que otra cosa, aún teniendo en cuenta la nulidad de su pretorio. ¿Cómo cabe esperar desde la Oposición recuperar el poder perdido a teclazo limpio cuando el rival tiene ahora en su mano la llave del desván de los viejos disparates? ¿Y cómo no advierten que, enrocados en lo negativo, la posibilidad de recuperación se aleja todavía más? ¿Creerán que habrá alguien tan panoli como para tragar que todo cuanto hace la nueva Junta está mal hecho porque lo pregone desde las redes la misma lideresa hoy sanchista que en su día logró defenestrar a Sánchez? Ni Lukashenko se agarra al poder con tanto empeño como ella a pesar de la evidencia de que “querer no es poder”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados *

limpiar formularioMostrar los comentarios de la entrada

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.