Se resiste la Junta panza arriba a cortar los gastos extra de sus altos cargos. ¡Alguien tiene que indemnizar los gastos de viaje y alojamiento de esas minervas forasteras!, clama la consejera y presunta sucesora Mar Moreno. Ya. ¿Y a los albañiles, un poner, que diariamente se desplazan de Cádiz a Huelva o de Huelva a Sevilla en busca del pan, ¿quién les paga los gastos? Más claro: ¿por qué no les pagan lo que tengan que pagarles a esos altos cargos en lugar de arrimarles bajo cuerda ayudas en especie? ¿No estaría así todo más claro? ¿Qué trabajador soñaría con que su empresa le pague, como hace la Junta con sus altos cargos, un traslado de vivienda? Conteste, si puede, esta Junta suntuaria.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados *

limpiar formularioMostrar los comentarios de la entrada

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.