Gana Penélope

Poco a poco, la juez sustituta de Mercedes Alaya, ha ido desgranando la trabajosa instrucción de aquella hasta dejarla en poco menos que en nada. ¿Los ERE esos de los que ha hablado medía España y parte de la otra media, los cientos de millones perdidos? Bueno, pues resulta que no era para tanto–hay que reconocer la astucia estratégica del ex-fiscal-consejero Llera que es quien ha movido los hilos de este bululú– ya que, según Penélope, Alaya empapeló sin ton ni son a todo el que pidió una ayuda socio laboral o directa en el primer decenio de este siglo, por lo que les llama “víctimas”. El augurio más pesimista se hace realidad: todo este saqueo –pasado el mal trago del plenario en que comparacerán hasta dos presidentes y la tira de consejeros– quedará en agua de borrajas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.