Me parece que se ha juzgado en régimen sumarísimo (y no desde El Mundo, a salvo alguna opinión privada) el caso del incendio de los baldíos de Niebla en el que aparece como imputado el gran ausente de la oposición municipal del PSOE, el arquitecto Andrés Bruno Romero, es decir, el “ARM de Valverde” que la Policía Autonómica denunció en un comunicado que no se inventó la prensa. Lo digo porque –al margen de las responsabilidades que pudiera tener AMR, y esas las decidirá el juez– no cabe duda de que quien se ha ido de ligero ha sido ese informador, como no cabe duda de que si el monte no estaba en condiciones (como no lo está la inmensa mayoría de los nuestros) algo tendrá que decir, digo yo, la ‘delega’ de Medio Ambiente, el emporio Egmasa y demás, que son quienes tienen la obligación eternamente incumplida de limpiar los campos. Sin olvidar que el día del incendio en cuestión estaban en huelga los retenes provinciales, lo que, sin duda, da que pensar. Que peche ARM, por supuesto, pero que le ayuden a llevar esa cruz todos esos que lo han dejado tirado.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados *

limpiar formularioMostrar los comentarios de la entrada

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.