Según datos facilitados por el Instituto de Política Familiar, de los 110.000 abortos practicados en España durante el año pasado, 20.117 –es decir, 55 diarios– lo fueron en Andalucía, sin que oficialmente esos datos se hayan hecho públicos en vísperas de una reforma amplificatoria de la ley que lo regula. Obviamente han fracasado todas las políticas de prevención del embarazo y las correspondientes ingenuas campañas de propagandas , y evidente es también que esa estadística, cualquiera que sea una mesurada actitud ante ese fenómeno, resulta exagerada y, en última instancia, escalofriante. Un buen motivo para reflexionar sobre el proyecto de flexibilización de la ley y sobre el por qué de los costosos fracasos publicitarios de la Junta y del Gobierno.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados *

limpiar formularioMostrar los comentarios de la entrada

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.