Resulta de lo más desconcertante la decisión judicial que ha exculpado al ex-concejal sevillano imputado por al caso de las facturas falsas al considerar que ninguna responsabilidad hay en el hecho de haberlas firmado, toda vez que el político se limitó a “firmar lo que le ponían por delante”. Al margen del bochornoso y evidente escándalo–que la propia IU, a la que de refilón también afectaba, se esfuerza servil en minimizar– lo inaceptable es esa teoría según  la cual una firma preceptiva no es responsable, de tal manera que si, ciertamente, legaliza un pago o lo que sea, en cambio no participa de responsabilidad alguna ni siquiera en el caso –como el presente– en el que la benigna decisión incluye el procesamiento de los curritos que, efectivamente, construyeron una trama, según el fiscal, o perpetraron la estafa (el término lo utilizó en su día el propio Alcalde). El árbol de la responsabilidad no tiene copa, por lo visto. Eso es algo que, por desgracia, sabemos los españoles hace tiempo.

5 Comentarios

  1. Lo mismo digo. Algo raro ha debiudo pasar por la cabeza de quien ha dictado esa decisión estrambótica. Dede ese momento carecen de valor todas las firmas oficiales.¿Por qué no suprimirlas?

  2. Hya jueces que ponen en libertad a narcos.Por qué no va a haber concejales que firmen en barbecho.Es que nos empeñamos algunos en que la vida pública es posible en libertad y al mismo tiempo en honestidad. Gran error: la corrupción ha existido siempre. Otra cosa me parece que un juez diga que firmar «en barbecho» no acarrea responsabilidad alguna al firmante.

  3. Un sinsentido. Injustificable. Y como dice entre líneas el comentario, de enorme significación y trascendencia jurídica. Un desastre, insisto y no digo más.

  4. Increíble! de todas formas, Quizas , por la misma razón, al que firma la sentencia tampoco se le pueden pedir cuentas!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados *

limpiar formularioMostrar los comentarios de la entrada

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.