Arde la sanidad andaluza, la Junta parece dispuesta a cargarse un sistema público de salud más que aceptable –esta misma semana se señalaba a un Hospital sevillano como señero—por su desenfrenada autarquía y su alejamiento de los profesionales sanitarios, auténticos salvadores del SAS. No se pueden mantener esas listas de espera, ni esas aglomeraciones en Urgencias, ni esos “recortes” en el recetario, ni… Pero todo tiene un límite y parece que doña Susana ha comprendido que el injusto desafío al personal sanitario puede estallarle entre las manos. Sus promesas improvisadas llegan tarde, justo cuando la protesta ha salido a la calle ya en Huelva, Granada y Málaga. La sanidad es el gran proyecto y el mayor fracaso de la Junta.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados *

limpiar formularioMostrar los comentarios de la entrada

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.