Nueva denuncia de CCOO sobre la política de personal que en la Dipu hace y deshace el protegido de Cejudo (y la verdad, es que hace méritos de sobra para serlo), es decir, el ilustre exconcejal cartayero Miguel Novoa, gran especialista en esos “recursos humanos” cada día más soliviantados en el el gran asilo provincial de enchufados del partido. Muchos trabajadores se quejan de sus métodos y caprichos –algunos desde el exilio—y los métodos expeditivos y hasta rebuscado que utiliza en su elemental estrategia del palo y la zanahoria. La última del satrapilla se refiere a la operación que estaría colocando en su nómina a “sus” peones y peonas de Cartaya, que siempre se está más seguro rodeado de gente agradecida. Y UGT, ni que decir tiene, callando, tragando, encubriendo, mirando para otro lado, haciendo como que no sabe lo que ocurre en ese fortín donde anda enrocada, por la cuenta que le trae, mientras se ocupa de atacar al Superalcalde en vez de en la defensa laboral. La lista de los “arrecogíos” de la Dipu pacifica el castillo y fortalece a sus feudales, aunque la paguemos entre todos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados *

limpiar formularioMostrar los comentarios de la entrada

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.