Se multiplican las voces pidiendo que el Estado intervenga en la crisis de Estepona, es decir, que el Gobierno disuelva el Ayuntamiento y devuelva la iniciativa a unos ciudadanos que han sido burlados de la pero manera, con el respaldo evidente de su partido y ante la inhibición de la Junta. Será mejor ahora que luego, es decir, antes de que se sepan tantas cosas que ya resulte imposible explicar cómo Chaves –la persona mejor informada de Andalucía, sobre el papel—ha estado detrás y al lado del alcalde que encabezaba la trama. ¿Financiación de partidos, reparto de botín, montajes escandalosos? Da lo mismo, aunque mientras antes se tire de la manta mejor será para la credibilidad de las instituciones, en este momento, qué duda cabe, por los suelos. Que no se repita la comedia de Marbella, caiga quien caiga. Porque si se repite no va a quedar títere con cabeza en el guiñolillo de la estima pública.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados *

limpiar formularioMostrar los comentarios de la entrada

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.