Un estudio elaborado por el Consejo General del Poder Judicial (CGPJ) sobre los efectos de la crisis en la administración de Justicia revela que, en Huelva, los procedimientos de embargo inmobiliario abiertos en el semestre han crecido en un 88 por ciento, al pasar los embargos de 276 a 519. Vayan sumando familias que pierden nada menos que su hogar y sigan hablando luego –me refiero a nuestros políticos, ocn los que no va la crisis—de alegrías y bonanzas. La crisis está maltratando a Huelva de manera muy especial y, encima, nada se hace desde el Gobierno o la Junta para paliar sus efectos. Esos nuevos “sin techo” seguro que lo certifican.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados *

limpiar formularioMostrar los comentarios de la entrada

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.