No hay quien pueda con el complejo patrimonialista de las instituciones y sus medios que padece el PSOE de Huelva. Si antier eran los camiones de la Diputación Provincial los que, sin molestarse siquiera disimular, arrimaban el hombro a la candidatura del PSOE en Punta, al día siguiente era la delegata de Igualdad la que intentaba abusar de esas instituciones convirtiendo un encuentro de alcaldes de la Costa en un acto de propaganda de “sus” candidatos”. Menos mal que a los alcaldes no les tembló la mano para darle un portazo y, sobre todo, menos mal que el alcalde de Ayamonte –que será lo que sea pero que se viste por los pies– demostró que se puede ser militante del PSOE y conservar el sentido de la equidad. Total, otro espectáculo de abuso electoralista y otro silencio de la Junta Electoral que ya podría aplicar a las instituciones onubenses los mismos criterios que la de Sevilla aplica a rajatabla a las suyas, comenzando por el Ayuntamiento, la Diputación y la propia Junta. 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados *

limpiar formularioMostrar los comentarios de la entrada

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.