Presumen los actuales responsables de Canal Sul de la resurrección del medio y debe de ser cierto el rentoy cuando doña Susana murmura desde su hipogeo denunciando, asómbrense, ¡la actual falta de pluralidad! del medio. Ahí están los números, apuntando hacia niveles nunca conocidos en el ente, y en especial, esos decorosos “informativos” que han logrado algo tan elemental como la imparcialidad: nunca, según ellos, tantos andaluces los siguieron regularmente. ¿Ven cómo era posible? El maximalismo de los que pidieron en su día disolver la cadena pública no se compadece con una realidad que, ciertamente, resulta no poco esperanzadora pensando en un medio regional al que su sumisión al poder político había logrado arrebatar la confianza pública. Queda mucho por hacer, seguramente, a estos nuevos equipos pero justo es reconocer que están logrando lo impensable.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados *

limpiar formularioMostrar los comentarios de la entrada

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.