Habrá debate en el Parlamento de Andalucía sobre el método de financiación económica establecido por el Gobierno de la nación según el criterio de bilateralidad entres las autonomías y el Estado. Era lo de menos, no sólo porque Andalucía puede no quedar tan bien como se anuncia, sino porque, con toda evidencia, ese sistema de distribución de dineros implica demasiadas dudas y algo indubitable: el endeudamiento de todos, que como es natural entre todos habrá que redimir luego vía impuestos. Hay que esperar que, por parte de la oposición, se haya sólo exigencias y maximalismos, sino soluciones posibles y propuestas razonables. Los catalanes a madrileños están de acuerdo. Chaves debe decir por qué debemos estarlo nosotros también.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados *

limpiar formularioMostrar los comentarios de la entrada

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.