No hay, en España al menos, enemigos más íntimos que los socialdemócratas y los comunistas. La cosa viene de lejos, como es sabido, pero en esta etapa democrática la repulsa mutua se ha intensificado hasta el insulto y disponemos de una amplia antología por ambos bandos. Y, sin embargo, ahí los tienen negociando no sé qué acuerdos y repartos en un cónclave impenetrable dentro del cual IU tiene agarrado con fuerza al PSOE por la gónada. Tendremos, en todo caso, una legislatura explosiva y seguramente breve, empezando por esa comisión de investigación de los ERE que IU jura y perjura que pone como condición para negociar, pero que, evidentemente, sería letal para el PSOE. ¿Un año, año y medio? Por ahí le andará la cosa a esta legislatura, ya lo verán.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados *

limpiar formularioMostrar los comentarios de la entrada

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.